Una misión de Japón releva la producción cárnica de Uruguay

Asesores del Ministerio de Agricultura japonés recorren el país


Se encuentra en Uruguay una misión japonesa que asesora al Ministerio de Agricultura del país asiático en aspectos vinculados al abastecimiento de alimentos y que en esta oportunidad se interioriza sobre la producción ganadera e industria cárnica uruguaya, confirmaron a El Observador fuentes del sector.

La información que releve será clave una vez que Uruguay quede habilitado para ingresar con carne bovina a Japón, lo que se aguarda para una fecha cercana.

Se trata de una misión de la Corporación de Industrias Agrícolas y Ganaderas de Japón (ALIC, por su sigla en inglés), que en la víspera se entrevistó con funcionarios del Instituto Nacional de Carnes (INAC) y que ha recorrido diversos establecimientos de producción e industrias, así como instituciones vinculadas al comercio ganadero, incluyendo remates por pantalla.

ALIC, que está ligado al Ministerio de Agricultura de Japón, recoge y analiza información mundial de productos agropecuarios como carne, lácteos y granos, de incidencia en la producción, importación y consumo de productos alimenticios en Japón.

Esta información es consultada por todos quienes estén interesados en recibir ese asesoramiento. ALIC no realiza ningún tipo de actividad comercial y no tiene facultades para hacer negociaciones oficiales ni privadas.

Como se sabe, los servicios sanitarios del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) están tramitando ante sus pares de Japón la habilitación para el ingreso de carne bovina madurada y desosada lo que se encuentra en su etapa final.

Misión japonesa visitó el pasado lunes la reunión de los consignatarios

Dos integrantes de la misión japonesa concurrieron el lunes pasado a la reunión semanal de la Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG), donde se interiorizaron del funcionamiento de este sistema para la venta de las haciendas a industrias frigoríficas, informó a El Observador el presidente de la gremial, Sebastián Blanco.

ALIC asesora con información a los interesados en concretar negocios vinculados al suministro de alimentos a la población japonesa, incluyendo la importación de ese tipo de productos. El motivo de la visita a Uruguay es interiorizarse sobre el negocio ganadero, conocer el tipo de ganados que explota Uruguay y ver cómo trabaja la industria de la carne, explicó el titular de la ACG.

Les interesó conocer cómo funciona el sistema de consignación de los ganados, así como también visitar gremiales de productores y establecimientos productivos. Toda esa información es evaluada con el propósito de la apertura del mercado para los países que tienen en proceso ese trámite, como Uruguay.

Los técnicos japoneses que visitaron las instalaciones del frigorífico BPU, corrales de engorde y campos de productores ganaderos que producen con base pastoril, se mostraron gratamente impresionados, dijo Blanco.

Si bien el mercado nipón está acostumbrado a carnes con grasa intramuscular producida por animales de la raza Wagyu, Japón tiende también al consumo de carnes más magras por lo que también vieron muy positivo las razas británicas Hereford y Aberdeen Angus, mayoritarias en Uruguay.

Acerca del autor