Una película para reírse de la nostalgia

Para su segundo largometraje, Casi leyendas, el director argentino Gabriel Nesci reunió a los actores Diego Peretti y Santiago Segura con el músico Diego Torres, quien continúa con su labor en el cine
El director argentino Gabriel Nesci empezó a escribir su segunda película, Casi leyendas, alrededor de 2007, en una época en la que la agenda de espectáculos en vivo de su país estaba marcada por un elemento en común muy evidente: la nostalgia.

Ese año significó el regreso a los escenarios de Soda Stereo y también la reunión y visita consecuente al Río de la Plata de The Police y Led Zeppelin. El fervor por escuchar canciones viejas en el presente hizo que el cineasta concibiera una historia sobre la vuelta de una banda conformada por amigos, aunque con un elemento clave para convertir ese retorno en una comedia: el grupo jamás fue muy popular.

El arduo camino hacia la fama es una temática presente en la obra de Nesci desde el producto que lo puso en el foco de la industria argentina audiovisual: la serie de televisión Todos contra Juan, protagonizada por Gastón Pauls.

La ficción humorística, en la que Pauls encarnaba a un actor que intenta rearmar su carrera, tuvo dos temporadas que fueron emitidas originalmente en los canales América y Telefé, con la serie mudándose de señal entre una entrega y otra. Desde su finalización en 2010, la ficción ha gozado de un mayor fanatismo de culto al ser subida y vista, de forma ilegal, en sitios como YouTube, un fenómeno que mantuvo la carrera de Nesci activa.

Después de Todos contra Juan, el argentino dirigió Días de vinilo (2012), su ópera primera en la que, además de trabajar nuevamente con Pauls, usó la música y el pasado como excusa para narrar el relato de cuatro amigos de la infancia unidos por el fanatismo por el rock clásico en discos de vinilo.

"La experiencia en Días de vinilo me fue muy enriquecedora", contó el director en entrevista con El Observador al hablar de su pasaje de la televisión a la pantalla grande. "Podía dedicar más tiempo a los detalles y me enamoré del lenguaje cinematográfico, que hasta entonces era un objetivo. Me había dedicado a la televisión porque fueron las posibilidades que me habían llegado. Una vez que pasó eso me enfrenté a la posibilidad de caracterizar más en profundidad a los personajes en menor tiempo".

Casi leyendas, su segunda película, continúa el camino de Nesci dentro de la comedia argentina caracterizada por el humor incómodo y el drama entre amigos y familiares.

La película, estrenada el pasado jueves en Uruguay, es protagonizada por los argentinos Diego Peretti y Diego Torres –quien continúa su trabajo en el cine tras Papeles en el viento (2015)– así como por el actor español Santiago Segura, célebre por su rol como el policía José Luis Torrente.

El trío interpreta a un grupo de amigos distanciados que integraron una banda sin mucha popularidad en la década de 1990 y deciden volver a formarla por diferentes motivos personales.

La elección de los actores fue premeditada. De acuerdo a Nesci, los tres papeles protagónicos exigían intérpretes de diferentes orígenes, aunque también con cierto talento musical para interpretar las canciones de la banda ficticia dentro del relato.

En ese sentido, el cineasta se llevó una sorpresa en sus actores: "Diego Peretti, el cantante de la banda, aprendió a cantar esas canciones. Diego Torres ya tocaba algo de batería pero siguió aprendiendo para ser el baterista y Santiago Segura empezó a domar la guitarra, que era un instrumento que no tocaba. Entre los tres hubo una química impresionante".

La película no solo tuvo a Nesci sentado en la silla del director. El argentino también compuso la música de la película, tanto la banda sonora como las canciones de la banda ficticia. Esa labor le exigió días de múltiples labores detrás de escenas. De día se dedicaba a la edición y la labor de posproducción en la fotografía, mientras que de noche trabajaba en el sonido y la grabación de la música. "La música es una faceta más de la instancia narrativa. Con ella terminás de completar el relato", señaló.

"La música es una faceta más de la instancia narrativa. Con ella terminás de completar el relato" Gabriel Nesci Director de Casi leyendas

Para sus proyectos futuros, Nesci se mantendrá dentro de la comedia, aunque con un espectro mayor. Ahora trabaja en dos guiones: una comedia negra y otra dentro del género de la ciencia ficción. La música, en tanto, seguirá formando parte de su trabajo ya que a fines de año planea estrenar un documental sobre The Knacks, una banda agentina beat de la década de 1960.


Acerca del autor