Una semana, una playlist, un lío

Power Chocolatín Experimento, Inspired and The Sleep, el Niño que Toca fuerte y otras canciones que no pude parar de escuchar en la semana

Odio añorar porque creo que vivimos en un país que añora tanto que vive en pasado y desprecia el presente, bastante en cuestiones culturales y mucho en términos musicales. Pero si hay algo que añoro de verdad como actividad, como producto, como objeto de intercambio, son los casettes con selecciones de canciones que preparábamos para escuchar y compartíamos, esas selecciones creadas presionando dos botones al mismo tiempo (play y rec) que eran trabajos casi que de artesanía, muchas veces regalos que denotaban dedicación, que ese TDK o Maxell o Fuji o Basf lleno de música no era un regalo al paso comprado en una tienda.

Y cito al santo patrono de los enfermos musicales, Nick Hornby: "Para mí, hacer un casette con canciones seleccionadas es como escribir una carta -hay un montón de borrado y repensado y recomenzado. Una buena compilación es como una separación con una pareja: es difícil de hacer. Tenés que empezar con algo fuerte, para captar la atención (...) y luego tenés que bajar un poco la intensidad, y además tampoco podés mezclar música blanca con música negra, a no ser que la blanca suene como la negra, y no podés tener dos temas de un mismo artista, a no ser que hagas la lista en pares de canciones y... hay muchas reglas más".  

Hoy no hay casettes sino playlists, listas de canciones que hacemos mucho más rápido. En todo caso se siguen llamando "mixtapes", como llamaban los que hablan en inglés a esos casettes hechos en casa, pero la plataforma es enteramente virtual y, por ende, más efímera salvo algunas excepciones. Con todo, esta semana decidí armar un pequeño mixtape con canciones que estoy escuchando estos días a la que creo haberle puesto tanta dedicación como cuando grababa un casette para alguien. De arranque nomás, me cuesta cada vez más encontrar la plataforma ideal: si uno quiere hacer una playlist con canciones, la vía más prolija es Spotify o Youtube. Acá hay dos problemas: el primer servicio tiene una selección acotada, incluso a pesar de sus esfuerzos inclusivos con blogs independientes. De pique, Bandcamp, la plataforma en la que más discos nuevos uruguayos se están subiendo, no conecta (o no he encontrado cómo hacerlo) con Spotify. En Youtube -donde la calidad de sonido baja mucho- se pueden conseguir muchas canciones, pero los discos nuevos toman más tiempo en aparecer. Me pasó algo similar con Grooveshark. Y con apenas dos requisitos (canciones nuevas del mundo y locales) se me cayó la idea de una playlist en una sola plataforma. Al final, con los casettes era más fácil. 

Así es que no puedo conformarme con solamente hacer una selección de lo que me impone uno u otro mundo, con lo cual decidí que la lista sea multiplatafórmica. En cada párrafo añado un link para escuchar el tema.

Power chocolatín experimento - Piscina

Power Chocolatín Experimento es una banda de músicos surgidos a partir de la gran La Conjura, esa banda de Roy Berocay tan arraigada en las formas más tradicionales del rock como del mismo abierta a un costado conceptual y permeable a otras influencias algo más particulares como el Radiohead más guitarrero. Una banda con ambiciones atípicas y con muchísimo para dar en la escena local, algo que sigue vigente aunque no estén en actividad. De alguna manera PCHE es un desdoble mucho más cercano a lo visceral y al costado del ensayo y error, pero en Piscina está la clave de su potencial: es una muy buena canción pop rock que parece tener alma de la banda de Oxford en su época The Bends, con buenos arrebatos de ruido y melodía a partes iguales. Un tema amigable y removedor que parece recoger el testigo dejado atrás muchos años antes por bandas montevideanas como Sinatras.

Möebius - Iván y los Terribles

En la galaxia bandcamp también están Iván & Los Terribles, a quienes ya mencioné en un post anterior. Los liderados por el señor Krisman (ex La Teja Pride, actual La Hermana Menor) y apoyados en producción por Ezequiel Rivero proponen un post punk corrosivo, lleno de ruido, con algún que otro arrebato que me recuerda a Queens of The Stone Age en este tema que inaugura su disco Los incautos no fallan en el que la banda se presenta como una apisonadora potente, ajustada, incontrolable. Ya extrañaba esa sensación de patada en la cara y aire fresco de parte de alguna banda que anduviera por la vuelta.

La flor de la sandía (frutas en el aire) - Riki Musso 

Es muy difícil que una sola canción defina a un tipo artísticamente poliforme como es Riki Musso. Sin embargo, por más que se incline muchas veces por experimentos un poco más complejos y desafiantes para los oídos, Musso tiene dentro suyo un costado beatlero indisimulable. En ese cruce de caminos en el que aparecen ellos, los Talking Heads y ese espíritu observador de la normalidad de Riki Musso aparece la historia de esta chica de oficina con un perfume de esos que marean. Musicalmente, creo que no apareció en el año una canción pop rock local tan bien resuelta.  

¿Qué planes tienes para el sábado? - Florencia Núñez

No se a qué me hace acordar más esta canción que forma parte de Mesopotamia, el disco de esta cantautora local. Por un lado, el estilo country y la forma de cantar, la cotidianeidad de la escena, me llevan inevitablemente al ojo de Franny Glass y al decir amable de Julieta Venegas, pero en la música de Florencia hay muchas más referencias: el título del nuevo disco me recuerda a la obsesión geográfica e incluso fluvial de Liliana Herrero y Ana Prada. Pero el mérito no es la acumulación de influencias, por supuesto. Todo suena sobre una base indie que se compra a cualquier oído en segundos.

Nuevo - El niño que toca fuerte

También cerca del costado pop rock, con algo de dejo a principios de la década del 2000, esta canción lanzada en noviembre pasado parece ideal para ahora, cuando hay frío y la cosa se presta para caminatas abrigadas. El niño que toca fuerte no desprecia las formas más básicas de la canción pop rock pero también encuentra efecto en la sutileza de los sintetizadores. Una canción básica, sin demasiadas florituras, que precisamente por eso se hace más encatadora. 

Inspired and the Sleep - Pool guard

Qué cosa tan rara esas bandas que se entregan a cruzar psicodelia y pop, que buscan el baile y cierto aire de coolez y relajación con coros y otros chispazos musicales que recuerdan a Donovan y otros referentes pioneros de la psicodelia musical. De alguna forma, los Inspired and the Sleep podrían ser vistos como un desdoble mucho más pop y menos siniestro que los Animal Collective. Aunque esto venga disfrazado de psicodelia, la canción evoca lo que se vive en estos días en los festivales de música de Estados Unidos: sitios con calor, bandas emergentes y poco conocidas, canciones gentiles, prolijitas y probablemente fáciles de ignorar. Algo de todo eso hace a esta canción una presencia recurrente en mi computadora. 

Pharrell Williams (ft. Jay-Z) - Frontin (remix de Disclosure)

Siendo este un blog declaradamente Pharrellista en el que muchas de sus canciones en solitario o acompañado son al menos destacadas, era inevitable poner esta cruza del californiano con el CEO del rap y encima, remixados por la banda que mejor entiende la electrónica comercial bailable hoy en día. Todo lo que hace el dúo Disclosure está salpicado de referencias retro, clase y mucho punh bailable. ¿Vio lo que dije de los festivales con calor y gente pasándola bien y bandas correctas pero olvidables? Pues esto sonaría en un escenario de estos festivales donde la gente se acerque a bailar. Y uno acá, a 6 grados y sensaciones térmicas aún inferiores.


Comentarios

Acerca del autor