Una uruguaya explora el miedo a Trump

Radicada en Estados Unidos, la realizadora Carolina Sosa filma el documental Trumphobia
Chuck Redding es un hombre gay de 75 años que vive en Sarasota, Florida. Redding fue atacado físicamente por otro hombre en noviembre de 2016. "Vos sabés que mi nuevo presidente dice que ahora los podemos matar a todos ustedes, maricas", le dijo el agresor.

El mandatario al que se refirió fue Donald Trump, actual presidente de Estados Unidos cuya elección motivó documental que la realizadora uruguaya Carolina Sosa prepara en ese país.

Sosa se encuentra finalizando sus estudios en la New York Film Academy de Los Ángeles, donde se encuentra becada. El testimonio de Redding y de otros estadounidenses, tanto opositores y defensores del político republicano, formarán parte de Trumphobia, la ópera prima de Sosa como documentalista.

"Cuando gana Trump quedé shockeada", dijo Sosa por teléfono desde Los Ángeles. Su visión de la política estadounidense está influenciada por vivir en California, un estado tradicionalmente afín al Partido Demócrata, durante un tiempo prolongado. "Por curiosidad, sin saber que iba a hacer un documental, empecé a filmar las protestas y ver los movimientos de miles personas", contó.

A través de entrevistas con personas de diferentes rincones de Estados Unidos, la película se propone retratar el efecto que la elección de Trump tuvo en la población de ese país, al tiempo que hará un recorrido en parte de la campaña, el proceso electoral de 2016 y los primeros seis meses de la presidencia del polémico político.

12te16_3ol_trump.jpg
La directora fue becada por la Fundación Fulbright y la ANII
La directora fue becada por la Fundación Fulbright y la ANII

"No es un documental sobre Trump", detalló Sosa. "Es sobre su efecto en las personas. Los estadounidenses, detractores y partidarios. Va a haber miles de documentales de él, sobre sus políticas y sobre todo en él como persona. Yo quería concentrarme en el efecto de su retórica en la gente", contó.

La tarea más ardua de su emprendimiento, según narró Sosa, fue conseguir inicialmente partidarios de Trump, quienes mostraron cierta reticencia a hablar en cámara. Trumphobia terminará su rodaje el próximo 4 de julio, fecha en la que se celebra Día de la Independencia de los Estados Unidos. Dos días antes se realizará una marcha demandando el proceso de destitución al presidente Trump, donde también estará Sosa y su equipo, que incluye al productor uruguayo Nicolás Giordano.

A principio de mes Sosa lanzó una campaña de recaudación para continuar con el rodaje de la película a través del sitio de financiamiento colectivo Indiegogo.

Allí se puede colaborar con diferentes montos (desde US$ 5 hasta US$ 5.000) para la producción del filme, que Sosa espera completar para setiembre como parte de su tesis académica.

Una vez finalizado, la directora uruguaya explicó que buscará rápidamente un camino para hacer llegar al filme a los espectadores, tanto en cines de Estados Unidos como en plataformas de streaming, antes de que la catarata de producciones sobre el mandatario inunde las pantallas.

Acerca del autor