Union Agricultural Group con "riesgo crediticio" y "elevado endeudamiento"

La agencia calificadora Fix Scr le bajó la nota de CCC a C, que implica el inminente incumplimiento de sus obligaciones financieras
La agencia calificadora Fix Scr bajó la calificación de la empresa uruguaya Union Agricultural Group (UAG) de CCC(uy) a C(uy), lo cual implica un "elevado nivel de endeudamiento", una "estructura de capital agresiva e insostenible en el tiempo" y el "inminente incumplimiento" de sus obligaciones financieras.

UAG es una compañía que se dedica a la explotación y desarrollo de actividades agropecuarias. La compañía posee en Uruguay una importante cartera de tierras propias (opera sobre un poco más de 108.000 hectáreas), cuyo valor de mercado asciende a unos US$ 381 millones, según un estudio de una consultora independiente.

En los últimos años el deterioro financiero de UAG se intensificó producto del descenso del precio de la carne y otros commodities, lo cual disminuyó fuertemente los ingresos de la empresa.

Las razones esgrimidas para el cambio en la calificación son que "gran parte de la deuda financiera se encuentra vencida e impaga". Según da cuenta el informe de Fix Scr, en marzo de este año "la empresa continuaba incumpliendo con ciertos ratios de rentabilidad y topes de endeudamiento incluidos en algunos de sus préstamos bancarios con una estructura de capital insostenible. Dicho incumplimiento se ha extendido por más de un año e implica la posibilidad de que los bancos declaren la deuda como vencida, exigiendo su pago total inmediato".

La compañía registró, a marzo de 2017, un déficit de US$ 26,2 millones, así como un flujo de fondos libre negativo por US$ 45,8 millones. "Dada las restringidas fuentes propias de liquidez, la compañía financió el giro de sus operaciones a través de la venta de tierras por US$ 22,4 millones y la cobranza de un crédito de Union Agriculture Group Corporation por US$ 41 millones", agrega el informe, que explica que eso le permitió a la empresa cancela pasivos por US$ 23 millones y refinanciar la deuda vencida.

La calificadora asegura que la nota de UAG podría cambiar si se adoptaran determinados caminos, como la adaptación a un nuevo modelo de negocios, un plan de reestructuración de costos, la negociación de los pasivos financieros o cambios significativos en el nivel de endeudamiento.

En efecto, el informe destaca que la compañía "se encuentra en proceso de implementación de un nuevo plan de negocios focalizado en arrendamientos de tierras y reducción de deuda mediante la venta de activos". De esa forma, la empresa podría generar un flujo de fondos menos volátil e ingresos más estables.

Un sector en riesgo

La volatilidad de los precios internacionales de las materias primas constituyen un riesgo constante para el sector agropecuario. Según el informe, "los precios de los commodities se forman de acuerdo a las condiciones de oferta y demanda global y son afectados por las condiciones climáticas de cada región, la estacionalidad de las producciones, el consumo mundial y el nivel de inventarios".

El consumo de la carne (el 60% de las ventas de UAG provienen de la ganadería) muestra una tendencia a la baja desde 2007, aunque se proyecta que este año repunte levemente para este 2017.

Populares de la sección