Unott critica "actitud pasiva" de la IMM para controlar servicios de la ex Raincoop

El sindicato advirtió que no dialogará sobre cambios en el transporte hasta que se solucione esta situación

La Unión Nacional de Trabajadores y Obreros del Transporte (Unott) advirtió este martes a la Intendencia de Montevideo que no avanzará en el diálogo para cambiar el sistema de transporte hasta tanto no se solucione la situación de los trabajadores de la excooperativa Raincoop que aún están desempleados.

Representantes de las empresas Cutcsa, Coetc y Ucot, así como del sindicato de trabajadores del transporte se reunieron por primera vez en conjunto con la Intendencia de Montevideo para empezar a negociar cambios en el sistema de transporte urbano, en especial los vinculados con la paramétrica que determina el precio del boleto.

En este primer encuentro se hablaron de aspectos generales sobre los cuales continuar negociando semana a semana, como por ejemplo, la necesidad de controlar el transporte irregular de pasajeros -como la aplicación Uber-, la implementación de vías rápidas en las calles y los modos de aumentar la cantidad de usuarios de ómnibus.

Sin embargo, la Unott condicionó el avance del diálogo a que se solucione la situación de los extrabajadores de Raincoop que aún no ingresaron en las empresas a las cuales habían sido asignados.

Según expresó a El Observador José Fazio, secretario general de la Unott, solo el 33% de los trabajadores de la excooperativa están ahora trabajando y otro 67% aún espera que los convoquen a trabajar.

"Hubo un primer impulso donde entraron más de 100 trabajadores y ahora -el ingreso- está estancado", dijo Fazio, quien responsabilizó a la comuna por su "actitud pasiva" a la hora de controlar que se cumpla con lo acordado. "La IMM debería controlar el acuerdo y hacer un seguimiento", agregó.

El intendente Daniel Martínez señaló en varias oportunidades que la situación de Raincoop había llevado más tiempo del pronosticado y que, una vez resuelto, se empezaría a discutir una reestructura de transporte. Sin embargo, la Unott considera que el problema aún no terminó, ya que quedan por ingresar a trabajar unos 350 excooperativistas.

El director de Transporte de la IMM, Máximo Oleaurre, señaló que la comuna comparte la preocupación de los trabajadores y que "todavía quedan cosas por resolver". "Tenemos plena conciencia de que hay que seguir trabajando. La IMM ha hecho todo lo que está a su alcance", manifestó.

Oleaurre negó que el traspaso de trabajadores de la excooperativa al resto de las empresas estuviera estancado y señaló que las empresas estaban a la espera de conseguir ómnibus para incorporar a los operadores del servicio.

Dependen de una asamblea


En el sorteo realizado en junio se definió que de los 521 trabajadores de Raincoop, 127 fueran a trabajar a Cutcsa, 172 a Ucot, 180 a Coetc, y que otros 42 quedaran en una bolsa de trabajo.

Según la Unott, Cutcsa fue la que ingresó a más trabajadores y que cerca del 50% de los operadores que tenía asignados ya están cumpliendo sus funciones. En cambio, la que tiene menos trabajadores ingresados es Ucot.

Según el presidente de esa cooperativa, Mario Alvarellos, entraron 35 empleados de los 172 que habían sido asignados a Ucot. Alvarellos indicó que no han podido ingresar más trabajadores porque todavía no tienen ómnibus para trabajar y, además, deben pasar por una instancia de asamblea para que los socios definan si permiten o no superar esa cantidad de empleados. Al igual que hace más de un mes el clima "está dividido", aseguró, por lo que el ingreso de los excooperativistas de Raincoop sigue en duda.

Populares de la sección