UPM prevé que nueva planta de celulosa producirá más que la de Fray Bentos

El presidente Vázquez anunciará mañana el estado de las negociaciones con la firma finlandesa
El presidente de la República, Tabaré Vázquez, brindará una conferencia de prensa este viernes para comunicar los detalles vinculados a la eventual instalación de una tercera planta de celulosa en Uruguay.

Este jueves el gabinete se reunió en Consejo de Ministros para tratar el tema, donde se estableció que el único vocero será, por el momento, el presidente. La instancia de trabajo no fue anunciada en la agenda oficial de la página de Presidencia, como normalmente sucede, pero sí fue adelantada por el semanario Búsqueda.

La multinacional UPM informó, en un comunicado emitido ayer, que inició conversaciones con el gobierno uruguayo para la instalación de una nueva planta, aunque condicionó la inversión al mejoramiento de la infraestructura logística del país.

Las conversaciones incluirán planes para el desarrollo del ferrocarril, rutas y caminos, que son "actualmente el principal desafío en el interior profundo del país para la instalación de operaciones industriales de gran escala, conectada a un puerto con profundidad adecuada", según la empresa.

Una representación de la empresa se reunió esta semana con Vázquez y se acordó iniciar conversaciones sobre el desarrollo de infraestructura logística en el país, condición indispensable para concretar la inversión.

Este jueves en conferencia de prensa UPM informó que una eventual nueva planta de celulosa se levantaría en la cuenca del Río Negro, aunque no está definida su ubicación exacta. Sí se sabe que tendrá una capacidad superior a las dos que ya existen en el país, según se informó. La planta de UPM en Fray bentos tiene una capacidad de producción de 1,3 millones de toneladas anuales.

El plan de la finlandesa incluye una primera etapa de diálogo con el gobierno para luego pasar al desarrollo de los proyectos de ingeniería, licitaciones y autorizaciones. El tiempo estimado es de de dos años máximo.

Luego, se pasaría a una tercera etapa, que implica el desarrollo de la infraestructura y que se estima llevaría dos años y medio. Recién en ese momento la empresa tomaría la decisión de inversión para la construcción del complejo que demandaría 30 meses, según se explicó.

La firma también comunicó que el desarrollo de la infraestructura logística necesaria es "responsabilidad del Estado" y descartó participar en esas inversiones.


Populares de la sección