Uruguay exportó en pie 283.817 vacunos durante el año 2016

La cifra representa un incremento de 35% frente a 2015; Turquía fue el principal destino, al comprar 91% del total
Tal como se preveía, el volumen de ganados exportados en pie en 2016 fue récord. En el año que acaba de terminar se embarcaron desde Uruguay 283.817 vacunos en pie, una cifra 35% superior a la de 2015 y 33% mayor a la de 2011, los años en que más ganado se había comercializado al exterior.

La principal categoría fue la de terneros sin castrar, pero en los últimos meses del año pasado también se comenzaron a demandar terneras. El principal mercado fue Turquía, que absorbió 90,76% de la oferta, según datos oficiales del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) a los que accedió El Observador Agropecuario.

La mayor parte de las compras fueron realizadas por el estado turco, que decidió intervenir el mercado para bajar los precios de la carne en el mercado interno, pero al no lograr ese objetivo volverá a liberarlo, bajando los aranceles de 60% a 10% (ver nota aparte).

Exportación de ganado en pie

El año cerró con una fuerte actividad en el rubro. Solo en el mes de diciembre se exportaron 47.400 terneros y 10.000 terneras, todos ellos hacia Turquía, con destino a engorde.

Esa fuerte actividad en el último mes del año se debió a la necesidad de cumplir con los tiempos estipulados en la licitaciones oficiales del gobierno turco, que ganó la empresa Gladenur, para abastecer a ese mercado con 200 mil cabezas de Sudamérica. La mercadería fue enviada fundamentalmente desde Uruguay y sur de Brasil.

Cabe recordar además, que luego de las licitaciones el gobierno turco comenzó a emitir permisos especiales, que les permitió exportar a otras empresas que no habían sido seleccionadas en la licitación.

El sostén del mercado

Los precios de las categorías de terneras y de terneros fueron los dos únicos de la reposición que subieron en Uruguay en 2016, respecto al año 2015 (ver El Observador Agropecuario del viernes 30 de diciembre). Los precios de las demás categorías siguieron en caída registrando los niveles más bajos de los últimos cinco años, según un estudio estadístico que se basa en los precios promedios de los remates por pantalla.

Y uno de los dos principales factores que explican este comportamiento de los precios es la exportación de ganado en pie. Por otra parte estuvieron los corrales de engorde que terminan ganados para la cuota 481. Si bien la demanda no incluye a todos los animales de esas categorías, sí les pone un precio piso que las favorece.

Los precios de las terneras registraron un aumento de 1,83% y los terneros de 0,96%, respecto al promedio de 2015.

Sobre la demanda de hembras por parte de Turquía, Alejandro Dutra, presidente de la Unión de Exportadores de Ganado en Pie comentó que "aún están por verse los resultados, pero la lógica es que si los machos anduvieron bien las hembras se desempeñarán de igual manera. Por eso entendemos que habrá un nicho interesante en ese mercado. Esperamos que se empiecen a firmar los contratos, pero creemos que las hembras también serán protagonistas en los embarques de este año".

De todos modos aclaró que la demanda fue bastante exigente en la definición racial de las hembras, descartando los animales cruza. También en la edad, ya que el protocolo indica que el mercado es solo para animales de hasta 12 meses.

En estas primeras semanas del año los exportadores no están operando, pero a la vez la oferta es escasa. Se espera que la actividad de compras se retome en febrero. Hasta el momento no se han emitido nuevos permisos de importación por parte del gobierno turco y los operadores observan además con preocupación la devaluación de la lira (moneda turca) frente al dólar, lo que podría complicar los negocios. Por otra parte, se observa con beneplácito la intención de bajar el porcentaje de aranceles a la importación de ganado que se anunció en los últimos días.

El año pasado las compras de terneros por parte de las empresas exportadoras se hicieron a precios que se ubicaron entre US$ 2,15 y US$ 2,20 por kilo, dependiendo de la oferta y del momento del año. Los pesos de los animales iban desde 150 kilos hasta 220 kilos.

MGAP expresó tranquilidad

En diferentes instancias de conferencias y reuniones, las autoridades del MGAP expresaron su respaldo a la actividad. Previo al último Consejo de Ministros de 2016, realizado en la ciudad de Trinidad, el subsecretario de la cartera, Enzo Benech, destacó las ventajas de ese mercado tras la consulta de productores preocupados ante una posible presión de la industria frigorífica para que se frene esa actividad que reduce el acceso a la futura materia prima.

Durante todo el año los productores reivindicaron su defensa a la exportación de ganado en pie. Emilio Mangarelli, representante de la Federación Rural en la junta directiva del Instituto Nacional de Carnes (INAC), dijo el 22 de diciembre pasado al programa Agronegocios Sarandí, de radio Sarandí, que no es verdad que la industria frigorífica esté preocupada por los altos volúmenes de ganado en pie que se exportaron este año. "Si estuvieran preocupados, ¿por qué si llamo para venderles un ganado ahora me dan entrada para la segunda quincena de enero?", se preguntó.

Dijo que si el problema es que no tienen ganado las entradas tendrían que concretarse rápidamente, "además vemos que la faena es alta", dijo.

Señaló que los productores defienden la exportación de ganado en pie, porque si no fuera por este mercado serían aún peores los precios que los frigoríficos pagan por los ganados. "La exportación permite marcar un piso de precios", sostuvo.

Magarelli recordó que la industria puede importar ganados para faenar, pero siempre que esa carne se venda en el mercado interno –mercado que representa el 30% del volumen de carne que produce Uruguay–, sin embargo eso no lo pueden hacer los frigoríficos exportadores.
Por otra parte dijo que el reclamo de los industriales de igualdad de condiciones arancelarias de Turquía para la importación de carne vacuna respecto a la importación de ganado no tiene sentido. "Es como que me digan que debemos suspender la exportación de soja a China porque el arancel es menor que el de la carne. Quieren agarrarse de cualquier cosa", expresó el productor.

La industria deberá competir

"Si la industria no quiere que el ganado se exporte en pie deberá competir con este mercado, mejorando los precios que le paga al productor por el ganado gordo", dijo a El Observador Agropecuario el presidente de la Asociación Rural del Uruguay (ARU), Pablo Zerbino.

El dirigente gremial sostuvo que el productor es tomador de precios, y lamentablemente no tiene muchas alternativas comerciales para su producción, y la exportación de ganado en pie es una de ellas.

"El mercado es libre y el día que los precios justifiquen retener los ganados, engordarlos y venderlos a la industria local eso se hará. Pero mientras los precios de la industria sigan deprimidos esta es una alternativa válida, necesaria y fundamental para la subsistencia de la ganadería", expresó el productor.

Consultado sobre la exportación de hembras dijo que es complementaria y que si el mercado indica que es preferible vender las terneras para exportarlas en pie eso se hará. "Todo sirve para buscar la manera de sostener un sector que lamentablemente sigue perdiendo fuerza, rentabilidad, y dentro de ese panorama toda alternativa es bienvenida", razonó el presidente de la ARU.

Reconoció que es lógico que no industrializar el producto significa una pérdida para el país, pero remarcó que para el sector, en este momento en particular cuando hay una caída sistemática de los precios internacionales que se reflejan claramente a nivel local, tener esta posibilidad de salida es muy importante.

Por eso concluyó que hay que seguir insistiendo en que esta actividad comercial esté disponible como una alternativa de negocio.

Turquía bajará los aranceles de 60% a 10%

Turquía podría anunciar una importante baja en el porcentaje de aranceles a la importación de ganado en pie. Los importadores privados pasarían de pagar de 60% a 10%, mientras se proyecta la compra de unas 500 mil cabezas para 2017.

Anualmente Turquía importa aproximadamente ese volumen de animales para terminación y posterior faena, considerando más de 20 países proveedores, de Europa, América y Oceanía. En 2016 desde Uruguay se exportaron hacia ese destino más de 283 mil reses, cifra que demuestra el fuerte interés de ese país por los ganados uruguayos.

En el último año el gobierno turco decidió intervenir el mercado del ganado en pie, subiendo el arancel de 10% a 60% al sector privado y realizó licitaciones y compras oficiales sin aranceles. Su objetivo era bajar el precio de la carne en el mercado interno, pero eso no se logró. Ahora se decide revertir esa medida, y que la actividad vuelva a funcionar como antes.

El presidente de la Unión de Exportadores de Ganado en Pie, Alejandro Dutra, dijo que los negocios que se realizaron el año pasado fueron con el gobierno turco, por lo tanto libre de aranceles; y no estimó grandes cambios en los precios, porque si bien habrá mayor competencia entre importadores privados, estos deberán pagar un arancel.

Durante 2016 el gobierno turco importaba los animales, se los daba a productores privados para que los terminen de engordar, y luego se faenaban en frigoríficos estatales. Ahora habrá productores que podrán importar directamente el ganado, pagando ese arancel de 10%, para poder faenarlos luego en la planta industrial que prefieran, sea esta pública o privada.


Acerca del autor