"Usar piriproxifen sin control es peligroso", dijo decana de Química

Considera que impactará en contaminación ambiental y que no se debe empezar con estas prácticas sin medir consecuencias a largo plazo
La Intendencia de Montevideo (IMM), a partir de directrices planteadas por el Ministerio de Salud Pública (MSP), comenzó hace dos semanas a realizar fumigaciones luego de la aparición de casos autóctonos de dengue con un producto compuesto por Pemetrina y Piriproxifen. Por otro lado, las empresas fumigadoras particulares recibieron mayor demanda y varias de ellas se quedaron sin el insecticida que también mata larvas, el mismo que utiliza la IMM.

"Que todo el mundo fumigue con estas cosas parece inconveniente. Tanto desde el punto de vista químico como biológico, usar piriproxifen sin control es peligroso", aseguró a El Observador la decana de la Facultad de Química, María Torre.

Cualquier producto químico que se introduce en el ambiente impactará en la contaminación ambiental a lo largo del tiempo, explicó Torre. "No se puede empezar con una práctica de este tipo sin medir que a largo plazo puede tener consecuencias serias", aseguró.

Además de la contaminación que puede producir su utilización, uno de los compuestos del producto utilizado por la IMM para fumigar en las manzanas aledañas a donde aparecieron casos de dengue autóctono, y en una etapa siguiente una fumigación especial en más de 40 manzanas de Pocitos, fue vinculado con el incremento de casos de microcefalias en Brasil, que inicialmente se habían relacionado con el virus zika. Por esa razón, las autoridades de ese país decidieron suspender la utilización del producto, que se introducía directamente en el agua.

En ese sentido, Torre aseguró que, a pesar de que no se ha podido verificar la veracidad de la afirmación, "arriesgarse no parece conveniente". Si ese producto empieza a ir a las aguas del país y las personas empiezan a tomar cantidades importantes del componente, "aparece la duda de los antecedentes de Brasil. Pero también preocupa la contaminación ambiental", dijo.

"Si bien la Organización Mundial de la Salud lo permite (la utilización de Piriproxifen), yo no arriesgaría al país a esto si no es necesario", agregó Torre, ante la posibilidad de que se extienda la fumigación.

El problema de la resistencia


La utilización de insecticidas para combatir el vector produce otro problema: genera resistencia en las larvas al producto y más adelante para querer eliminarlas "va a ser como echarle agua a los mosquitos", dijo a El Observador la directora de Salud de la IMM, Analice Berón. Por esa razón, los expertos aseguran que un uso masivo genera más problemas que soluciones. Mientras las autoridades de Salud de la intendencia aseguran que es perjudicial el uso masivo de fumigaciones, el Ministerio de Salud tiene una postura neutra y no recomienda utilizarlo ni se opone a ello.

Invierno como aliado

Los meses de mayor afectación del mosquito Aedes aegypti -vector del dengue, zika y chikungunya, tres enfermedades presentes en la región- es entre mediados de marzo y abril, por lo que los expertos esperan que aumente la cantidad de personas diagnosticadas con dengue durante ese período. En tanto, a diferencia de otros países Uruguay presenta meses de invierno con frío, lo que bajará la densidad de mosquito.

"Es una ventana de oportunidad para ver cómo podemos resolver mejor los desafíos que se vienen hacia el futuro. Necesitamos revisar muchas prácticas", aseguró el ministro de Salud, Jorge Basso.

Populares de la sección