Vázquez manifestó una "gran preocupación" por la situación en Venezuela

Vea la conferencia de prensa del presidente con Mauricio Macri

Conferencia Vázquez Macri en Olivos

Cuarenta y ocho horas en el país y de vuelta a la cancha internacional, apenas una muestra de cómo serán los próximos meses del presidente, Tabaré Vázquez.

El mandatario se reúne hoy con su par argentino, Mauricio Macri, en la residencia presidencial de Olivos dos días después de retornar de China, donde consiguió el compromiso del gobierno de ese país para negociar un tratado de libre comercio (TLC).

El propio presidente argentino publicó un tuit en su cuenta donde se lo puede ver junto al mandatario uruguayo conversando.

Embed

El canal de Youtube de la Casa Rosada publicó un video de la llegada de Vázquez previo a la reunión.

El presidente uruguayo sabe que Macri no habrá de constituir un obstáculo en las negociaciones que Uruguay planea llevar adelante con China. "Siempre voy a tener la mayor apertura para entender las necesidades de los hermanos de Uruguay. Yo tengo un profundo afecto y compromiso en respetar la historia y el afecto recíproco que hemos tenido muchos años y que por ahí estuvo un poquito en crisis en los últimos años", dijo Macri consultado por un grupo de medios uruguayos la semana pasada.

Ese "profundo afecto" que el presidente argentino decidió expresar al responder sobre la flexibilización que busca Uruguay, fue leído como una manifestación genuina por parte de la diplomacia uruguaya, que entiende que Macri tiene una voluntad real de ayudar. El mandatario pasó varios veranos de su vida en Uruguay y esas experiencias hicieron que el país tenga un lugar especial en su vida. Por eso, cuando asumió, se prometió que intentaría cambiar los más de 10 años de congelamiento acontecidos durante el mandato del matrimonio Kirchner. Y eso es lo que hace pensar al oriente del río Uruguay que, tras una negociación, no será Macri quien dinamite cualquier intento de acuerdo comercial entre Uruguay y China.

En el encuentro de hoy en Buenos Aires –la segunda reunión bilateral entre los mandatarios– estará presente el pedido de flexibilización del Mercosur, un tema que a Uruguay le urge más que nunca. Pero, tan importante como eso, la reunión será una nueva oportunidad para que Vázquez y Macri sigan profundizando la buena relación interpersonal que le dio un vuelco dramático a los lazos entre los dos países.

En la agenda bilateral hay asuntos que avanzan y otros que aún están pendientes. Uruguay y Argentina seguirán evolucionado en temas "de siempre", como el dragado de los ríos, el mejoramiento de la hidrovía, la agilización del control aduanero en los pasos de frontera, control fiscal, la compra y venta de energía y el funcionamiento del laboratorio ambiental ministerial que opera en la órbita de la Comisión Administradora del Río Uruguay.

Sin embargo, dentro de ese conjunto de temas comunes también aparecen novedades, como la disposición de los dos gobiernos a unir fuerzas para la construcción de un nuevo puente entre la zona de Zárate y Nueva Palmira. De hecho, fuentes de gobierno dijeron a El Observador que este será uno de los temas principales entre los dos presidentes.

El sorpresivo anuncio fue hecho el viernes 9 de setiembre por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, al inaugurar el stand de Argentina en la Expo Prado 2016.
"El embajador está trabajando por un puente entre la provincia de Buenos Aires y Uruguay, y yo decía que el verdadero puente, más allá del físico que podamos construir, es el diálogo que estamos construyendo", dijo la funcionaria, con una guiñada amistosa al nuevo vínculo diplomático que Vázquez y Macri intentan desarrollar.

Abordado por periodistas luego de ese evento, el embajador argentino en Montevideo, Guillermo Montenegro, amplió: "Estamos trabajando en la posibilidad de una obra en conjunto, binacional. Ya empezamos a ver la posibilidad de ingeniería, y me parece que sería importante y hermanaría aun más a los países", comentó.

Macri dijo el jueves ante periodistas uruguayos que le encomendó estudiar los costos de esa obra al embajador. La idea inicial esta vez consiste en unir con un puente sobre el río con una extensión de siete u ocho kilómetros, que conecte con la vecina orilla en una zona cercana a Zárate en la provincia de Buenos Aires, desde la ciudad de Nueva Palmira (Colonia).

El ministro de Transporte y Obras Públicas de Uruguay, Víctor Rossi, dijo en setiembre a El Observador que el gobierno de Vázquez trabajará con empeño para alcanzar el objetivo si finalmente se pone en marcha. "Si el gobierno argentino confirma su interés en llevar adelante ese proyecto, nosotros vamos a trabajar con empeño", comentó el ministro.

La idea de unir Buenos Aires con Colonia tiene más de tres décadas pero nunca llegó a tener un nivel de avance importante.

Antecedente

En su primer encuentro en Anchorena, Vázquez esperó a su par argentino con un asado. En ese encuentro los dos presidentes dieron mensajes cortos y concretos, con anuncios e incluso papeles ya firmados.

La reunión privada fue breve, lo cual tensó a las dos delegaciones. Sin embargo, pronto supieron que eso había sido por lo rápido que habían llegado a acuerdos en varios temas los dos presidentes.
En público, tanto Vázquez como Macri se esforzaron por dejar en claro la idea de que la "hermandad" entre ambos países había sido retomada. El mandatario uruguayo recibió a su par con un abrazo ni bien este puso un pie en la puerta y tomados de los brazos posaron juntos para las fotos.

"Los dos gobiernos hemos asumido que tenemos que estar a la altura de ambos pueblos en su relacionamiento", dijo Vázquez casi al iniciar su exposición. De igual modo habló Macri, quien hizo referencia a un "futuro a compartir" y el anhelo de que los acuerdos alcanzados sean "el principio de muchas más".

Así, en 10 minutos y sin espacio a preguntas, los presidentes anunciaron: la firma de una resolución por la cual Macri dejó sin efecto el decreto que prohibió los transbordos marítimos en países como Uruguay, la continuidad de interés en la obra de la regasificadora en Punta de Sayago y el monitoreo medioambiental conjunto del río Uruguay con la creación de un laboratorio.

El Mundial 2030 vuelve a la agenda bilateral

La candidatura para organizar la copa del mundo en 2030 es otro de los temas en los que se procurará avances significativos, dijo una fuente de gobierno a El Observador.

Los dos países manifiestan desde hace algunos años la voluntad de ser quienes recepcionen el torneo de fútbol más importante del mundo cuando se cumpla un siglo desde que empezó a jugarse en Uruguay. En los últimos años, los dos países hicieron algunas acciones en ese sentido.
En 2011 se conformó una comisión binacional que, curiosamente, en 2013 se anunció que volvería a formarse. El objetivo de esa comisión es coordinar acciones para presentar la candidatura ante la FIFA.

Tras el Mundial de Rusia 2018, Catar será la sede de la competencia. Se entiende a ambas márgenes del río que no falta tanto hasta que se realice la nominación de 2026 y de 2030. Por eso está la necesidad de avanzar.

Populares de la sección