Vázquez volvió a ordenar la restricción de viajes oficiales

Molesto por autorizaciones injustificadas, el presidente reiteró el pedido
El presidente Tabaré Vázquez le volvió a solicitar a su gabinete restringir al mínimo imprescindible la cantidad de viajes oficiales que realizan sus dependencias. El reclamo fue realizado en el Consejo de Ministros celebrado hace dos semanas, dijeron tres fuentes oficiales a El Observador.

Es la segunda vez en esta administración que trasciende ese pedido de austeridad realizado por el mandatario. Vázquez empezó a implementar el recorte en las misiones oficiales ni bien comenzó su segundo gobierno, con el objetivo de terminar con los gastos en viajes que tenían dudoso interés para el país o que no estaban debidamente justificados.

Sin embargo, cuando el presidente estuvo ausente en la Torre Ejecutiva, se autorizaron algunos viajes que provocaron el malestar de Vázquez y eso fue lo que le llevó a reiterarles a sus ministros la política del gobierno en este tema. De hecho, el secretario de Presidencia, Miguel Ángel Toma, envió una notificación a los directores de diferentes reparticiones del Estado –entes autónomos y servicios descentralizados– a los efectos de clarificar el tema una vez más.

Según el portal de Presidencia, las únicas misiones que se autorizaron este año, y que no llevan la firma del presidente, corresponden al mes de febrero, cuando Vázquez estaba en una visita de Estado a Alemania, Finlandia y Rusia. Durante esos días se le dieron luz verde a siete misiones oficiales, cinco que corresponden al Ministerio del Interior y dos al Ministerio de Relaciones Exteriores. Las resoluciones llevan la firma del vicepresidente de la República, Raúl Sendic.

Desde que Vázquez implementó los controles a la cantidad de misiones en el extranjero, se puso en práctica un riguroso procedimiento según el cual el presidente debe tener en su despacho la resolución del viaje 15 días antes de la fecha prevista para partir.

El mecanismo se volvió norma en abril de 2015 con un decreto presidencial que establece que los proyectos de resolución de misiones oficiales deberán remitirse a la Secretaría de la Presidencia en el plazo mencionado.

La solicitud debe contener un informe que incluya el interés de la misión, su justificación y el monto aproximado de la erogación asociada al viaje. Esta dinámica marca una diferencia notoria entre la política de viajes oficiales que llevó adelante el gobierno del expresidente José Mujica y la que lleva la actual administración. Mientras que Vázquez habilita los viajes antes de iniciarse la misión y a lo sumo, en algunas ocasiones, firma la autorización unos pocos días después, con Mujica se pueden encontrar ejemplos de resoluciones firmadas con semanas y hasta meses de atraso.

Esa diferencia en el procedimiento también se cristalizó en una baja importante de la cantidad de viajes que se hicieron en uno y otro período. En enero de 2016, El Observador verificó un contraste cuantitativo entre los viajes hechos en el primer año de cada una de las administraciones. En octubre de 2015 la cantidad de viajes realizados en la gestión Vázquez superó por poco a Mujica. Pero en el resto de los meses la distancia fue notoriamente más baja.

Esa situación se mantuvo en el segundo año de gobierno de cada uno de los mandatarios. En el sitio web de Presidencia aparecen 660 resoluciones de misiones oficiales para el segundo año del gobierno de Vázquez (2016) y 1.863 resoluciones para el segundo año del gobierno de Mujica (2011).

Si bien esas cifras no representan el total de misiones oficiales (algunas de ellas son reiteraciones de gasto y varias pueden corresponder a un mismo viaje), son de todas maneras cifras indicativas del contraste entre una gestión y la otra.

Las dos misiones más importantes de este período fueron la visita de Estado a China en octubre de 2016 y la gira europea de febrero de este año, en la que el presidente viajó acompañado de una importante delegación oficial que incluía varios ministros. Sin embargo, en la mayoría de los viajes estuvo acompañado por un personal muy limitado. De hecho, el mandatario tenía en agenda una gira asiática y africana para abril de este año que finalmente no se concretará.

Mujica, en tanto, hizo múltiples llamados de atención durante su gobierno por la cantidad de funcionarios que viajaban. Pero su mensaje nunca llegó a revertir la sangría, a juzgar por el largo listado que se exhibe en la web de Presidencia.


Populares de la sección