Vendedores de productos cannábicos se quejan por control indebido del MSP

Inspectores ordenan esconder los productos y amenazan con multas
Los inspectores del Área Programática de Control de Tabaco del Ministerio de Salud Pública (MSP) deben fiscalizar que los comercios no tengan a la vista ningún producto vinculado al consumo de esta sustancia. Sin embargo, varios vendedores de productos relacionados a la marihuana se quejan de que los funcionarios también concurren a locales que venden accesorios para el consumo de marihuana, y notifican a sus dueños. Primero les dejan constancia de la visita y amenazan con multarlos si en la segunda recorrida la tienda no quitó de las vidrieras los productos. Las sanciones, en el caso del tabaco, son de entre US$ 1.000 y US$ 10.000.

El MSP no debería notificar a los locales que venden accesorios para el consumo de marihuana, ya que el decreto del año 2014 hace referencia a la exposición de productos vinculados al consumo de tabaco, y no se refiere al canabis.

"La superficie de la publicidad y la destinada a información y/o advertencia sanitaria (...) serán de iguales dimensiones, superficie, visibilidad y de ubicación contigua a la utilizada en publicidad de los productos de tabaco", establece el texto.

Luis, quien prefirió mantener el anonimato, es dueño de unas de esas tiendas que venden accesorios para el consumo de marihuana. Él recibió a los inspectores por primera vez el año pasado y fue en ese momento que le dieron la primera notificación. "Yo decidí cubrir todas las vidrieras de mi local, porque no quería quedar regalado", contó a El Observador.

Hoy la tienda de Luis no tiene vidrieras con exhibición, ya que prefirió ponerse del lado de las autoridades.Sin embargo, recibió inspectores dos veces más. En esas ocasiones le dijeron que no podía tener los productos en exhibición ni siquiera adentro de su local, como si de cajas de cigarros se tratara.

"Ahora me están matando, porque no puedo guardar todo. En definitiva todos los productos que vendo están relacionados con el consumo de marihuana", afirmó. De todos modos, la multa nunca apareció
A Emiliano, otro comerciante que pidió anonimato, le pasó lo mismo, pero él no cedió. La brigada del MSP le dejó un papel en donde le notificaban que debía esconder todos los productos, pero él se asesoró y no cambió nada de lugar.

"Cuando me quejé con los inspectores, porque yo tenía idea de que esa reglamentación solo corría para el tabaco, me dijeron que llamara a Ana Lorenzo, su jefa", dijo a El Observador. Lorenzo forma parte del equipo de trabajo del Área Programática de Control de Tabaco del MSP y le explicó a Emiliano que no controlaban los productos vinculados al consumo de marihuana.

"Yo les dije (a los inspectores) que las hojillas que vendemos no son las mismas que se usan para tabaco y que las pipas de vapor tampoco sirven. Pero ellos no quisieron entender", señaló Emiliano.
Uno de los argumentos que usa la cartera de salud para notificar a los comerciantes es que hay accesorios que pueden utilizarse tanto con marihuana como con tabaco. Los vendedores, en tanto, afirmaron que no es así.

"Las pipas para cannabis cargan mucho menos que las otras, porque las proporciones no son las mismas. Los materiales también son distintos", agregó Emiliano.
Lorenzo dijo a El Observador que su equipo de trabajo no fiscaliza locales de venta de productos vinculados al canabis, ya que ellos están "bajo la órbita de la ley de control de tabaco".

Además, afirmó no estar enterada de las notificaciones que sus inspectores dejaron en locales como los de Luis y Emiliano. "No sé si otras áreas del MSP están inspeccionando otras cosas. Desde el programa de control de tabaco se fiscaliza todo lo que tiene que ver con tabaco", subrayó. Sin embargo, cuando los comerciantes preguntaron quién los había mandado, los trabajadores dieron el nombre de la jerarca.

Sin embargo, El Observador conoció un tercer caso de otro comerciante de productos de marihuana que también recibió a la brigada del MSP una vez.
Al igual que Emiliano consultó a sus abogados y decidió no respetar las indicaciones de los inspectores.

De todos modos, se mantiene "atento" a las últimas novedades de la cartera, porque le parece que "en cualquier momento" va a cambiar la legislación y sí va a incluir la parafernalia cannábica. "A mí me complica el trabajo, porque se nos acusa de publicidad. ¿Qué más publicidad que la que hace el gobierno se puede hacer?", preguntó.

Populares de la sección