Venezuela hace los deberes que le piden para tomar presidencia del Mercosur

La diplomacia uruguaya prevé entregar el mandato del bloque el próximo 30 de julio
Venezuela está haciendo los deberes que le exigen Brasil y Paraguay y, de esta manera, se prepara para recibir la presidencia pro témpore del Mercosur el próximo 30 de julio.

El gobierno de Nicolás Maduro adoptó ayer el arancel común del bloque, que estaba pendiente desde el año 2012, según informó ayer el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa, durante su comparecencia en la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado a solicitud del senador del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou.

Nin Novoa le reafirmó a los senadores de la oposición y el oficialismo que Uruguay no se quedará con la presidencia del Mercosur y que se la pasará a Maduro, salvo que Venezuela decida renunciar al mando del bloque por su propia cuenta. En ese caso hipotético –que no parece ser una posibilidad real-, Argentina será el receptor de la presidencia.

El canciller informó a los legisladores que la cancillería pretende resolver el tema el próximo 30 de julio y que en este momento está negociando "cómo se perfecciona el acto jurídico".

Nin Novoa ejemplificó la determinación de Uruguay al contar que cuando el canciller brasileño, José Serra, llegó a Montevideo para proponer un cambio de fecha encontró una respuesta negativa de parte de la diplomacia uruguaya. "Brasil vino a proponer un cambio de fecha y le dijimos que no", dijo Nin Novoa en la comisión.

A pesar de esta determinación, el canciller dijo que se siente "muy preocupado" por la situación actual del bloque. "Vamos a tener una semana difícil y compleja", señaló.

La preocupación es compartida por el subsecretario, José Luis Cancela, quien estaba en la comisión y definió la situación por la que atraviesa el bloque como "muy seria". El vicecanciller habló de la "necesidad" de evitar la "parálisis" del bloque por el camino al que puede conducir una situación irresoluta en escalada.

Cancela dijo que el apego al derecho internacional es el único recurso que tiene a disposición un país como Uruguay. "Es nuestra única arma, está en nuestro ADN", subrayó. El vicecanciller admitió que en el Mercosur existen incumplimientos pero que eso no le da motivos a Uruguay para apartarse del cumplimiento de las normas.

La cancillería uruguaya considera que en Venezuela no existe ruptura democrática de forma tal que no se debería aplicar la cláusula democrática establecida en el protocolo de Ushuaia. "No deberíamos focalizarnos en el estado de democracia, que es opinable, siempre hay matcies. El foco debe estar en el estado de derecho", explicó Cancela.

El gobierno uruguaya también interpreta que en el Mercosur no hay transferencia automática de la presidencia pro témpore, razón por la cual se requiere de un "acto de transferencia".

Oposición pide cláusula

Por su parte, el Partido Nacional y el Partido Independiente manifestaron su discrepancia con la cancillería en torno al pasaje de la presidencia pro témpore del Mercosur a Venezuela, durante la comparecencia del ministro.

El senador del Partido Nacional, Luis Lacalle Pou, dijo que oficialismo y oposición están de acuerdo con el hecho de que en Venezuela "no hay una democracia plena". En este sentido, señaló que a su entender esta situación amerita la aplicación de la cláusula democrática, un punto en el que choca con el gobierno.

"Los dos encaramos el tema desde lo jurídico y desde nuestro punto de vista abundan elementos jurídicos para que Venezuela no tenga la presidencia pro témpore o no se la traspase", dijo el senador del Partido Nacional, Lacalle Pou, luego de la sesión.

El senador blanco se refirió al momento en que Paraguay fue suspendido del bloque y lo comparó con la situación actual. "Es claro que a Paraguay se lo sacó de los pelos por una ventana sin haber ruptura institucional", indicó.

"Imagínense a Maduro siendo representante del Mercosur. ¿Alguien se imagina que es la voz de todos nosotros?", se preguntó Lacalle Pou.

La senadora del Partido Nacional, Verónica Alonso, y el senador del Partido Independiente, Pablo Mieres, también opinaron que Uruguay no debería traspasarle la presidencia a Venezuela dada la situación interna de ese país.

Senador del Frente en defensa de "lo político"

"Tuve que defender yo al ministro", bromeó el senador, Lacalle Pou, segundos antes de comenzar una rueda de prensa luego de terminada la reunión. Es que las críticas más duras para Nin Novoa vinieron de parte de los legisladores del oficialismo, sobretodo cuando la comisión navegó entre "lo jurídico" y "lo político" en el Mercosur.

El senador del Espacio 609, Ruben Martínez Huelmo, hizo una defensa del accionar del expresidente, José Mujica, cuando se suspendió a Paraguay para que Venezuela ingresara al bloque. En otras palabras, Martínez Huelmo defendió "lo político sobre lo jurídico". "No voy a permitir que le sigan pegando al pobre pepe", dijo. Además señaló que el excanciller, Luis Almagro, "dejó solo" en este tema a Mujica.

El senador señaló que se tuvo que aguantar que vinieran unos senadores "corruptos" de Paraguay, que "querían cobrar coimas", a "dar clase" al Parlamento y "que nadie dijo nada".

Populares de la sección