Venta de 0 km de hasta 1.000 cc se disparó 55% el año pasado

Fuerte competencia entre marcas y menor carga impositiva juegan a favor de ese segmento
Alentados por un precio cada vez menor en dólares y la fuerte competencia que se dio entre marcas en un nuevo año de caída en las ventas –en sintonía con el estancamiento que muestra la economía uruguaya–, los consumidores de automóviles 0 km optan cada vez más por autos de cilindradas más pequeñas (hasta 1.000 centímetros cúbicos). Ese segmento fue el único cuyas ventas aumentaron a contrapelo del resto de los automotores que cuentan con motores de mayor porte. La menor carga impositiva y una autonomía de consumo atractiva para ciudad, son otras de las variables que también han jugado para que ese segmento de vehículos esté a un paso de ser el más comercializado en el mercado uruguayo.

La venta de vehículos 0 km en Uruguay totalizó 51.318 unidades el año pasado, una caída interanual del 11% y su nivel más bajo en el último quinquenio. No obstante, la Asociación del Comercio Automotor del Uruguay (ACAU) considera que si tienen en cuenta la evolución de los distintos indicadores económicos locales y regionales, las expectativas empresariales y del consumidor, el descenso del año pasado "es un buen dato", dice el anuario estadístico 2015 que divulgó ayer la gremial. En la región, solo Argentina tuvo una menor caída en la venta de 0 km (6%), ya que Brasil descendió 27% y Chile 16%.

Más allá del comportamiento general del mercado uruguayo –que viene en baja–, no todos los segmentos del negocio evolucionaron igual, en particular si se desagrega la información por cilindrada. Los automóviles para pasajeros sumaron 39.472 unidades el año pasado.

La colocación de vehículos con un motor de hasta 1.000 centímetros cúbicos (cc) sumaron 12.475 unidades, un incremento interanual de 55,3% y fue el único segmento que elevó sus ventas respecto a 2014. Además, su participación trepó casi 12 puntos porcentuales a 31,6%, muy cerca de la franja que va de 1.000 cc a 1.500 cc que quedó con 37,8%. En este último caso la ventas descendieron 17,6%. También cayeron en las motorizaciones de 1.500 a 2.000 cc (11,3%); en la de 2.000 a 3.000 cc (59,4%), y en los de más de 3.000 cc (24,5%). Desde la pasada administración de gobierno está vigente un esquema impositivo que tiende a castigar los automóviles de mayor cilindrada.

Los vehículos de hasta 1.000 cc pagan hoy una tasa del Impuesto Específico Interno (Imesi) del 23%; lo que están entre 1.000 cc y 1.500 cc 28,7%; los de 1.500 cc a 2.000 cc 34,5%; entre 2.000 cc y 3.000 cc 40,2%, y para los vehículos por encima de los 3.000 cc la carga impositiva trepa a 46%.

El acceso

El poder adquisitivo del promedio de los trabajadores de Uruguay registró el año pasado un aumento de apenas 0,4%, el menor impulso anual desde 2003 cuando el poder de compra del asalariado nacional se deterioró 3,4%. En 2014, el salario real había aumentado 3,5% tras la suba del año previo de 3,3%. Otro factor que también afectó el menor dinamismo en la comercialización de autos 0 km fue la suba de 22,7% que registró el dólar en la variación punta a punta en 2015.

La gran mayoría de los asalariados uruguayos percibe su ingresos en pesos, por lo que con un salario que crece a un ritmo bastante más moderado que en el pasado, el acceso a este tipo de bienes es más estrecho. Sin embargo, cuando se ve la evolución de los precios de los automóviles el año pasado, aumentaron 14,1%, por encima del 9,4% del IPC general, pero bastante por debajo de lo que lo hicieron otros rubros importados como aires acondicionados (17,3%), motocicletas (23,1%), minicomponetes (24,5%) y televisores (28,2%).

Desde hace un par de años el mercado automotor de autos 0 km viene mostrando una fuerte y agresiva competencia entre las marcas que pretenden mantener o aumentar su participación en un escenario de menor dinamismo. Eso ha llevado a que los vehículos muestren una caída o estabilización en su valor en dólares corrientes.

En algunos casos, la depreciación frente al dólar que registraron las monedas de los principales abastecedores de Uruguay, como Brasil o Asia, también tuvo su incidencia. "Las ofertas y promociones de distintas marcas y modelos estuvieron a la orden del día, sin mucho involucramiento del sistema financiero", sostiene el anuario de ACAU.

La actitud de mayor cautela de las familias a la hora de acceder a un 0 km se reflejó en la cantidad de préstamos bancarios que se registraron en 2015. Con 488 operaciones, implicó una caída de 52,4% respecto al año anterior. Además, el peso de los préstamos sobre el total del mercado de coches para pasajeros 0 km bajó a 1,2%, desde el 2,5% de 2014, y bastante lejos del máximo de 3,6% que registró en su pico de 2012.


El origen asiático sigue avanzando

El 2015 cerró con Brasil como el principal origen de los automóviles 0 km para pasajeros que se vendieron en Uruguay en 2015 con una cuotaparte del 29%, pero lejos del 60% que llegó a mostrar en 2006. En segundo lugar se ubicó India con 19%, seguido por China (17%) y Corea del Sur (11%). Por cilindrada, India es el principal abastecedor de los autos de hasta 1.000 cc; Brasil para las franjas que van de 1.000 a 1.500 cc (33%) y la de 1.500 a 2.000 cc (41); México en la cilindrada de 2.000 a 3.000 cc (31%) y EEUU en los de más de 3.000 cc (38%).