Venta de alcohol: "En Uruguay existe una ley pero no se cumple"

Alianza Internacional busca aplicar planes para disminuir consumo excesivo y dialoga con el gobierno
En el mundo existe una Alianza Internacional Para el Consumo Responsable de Alcohol (IARD). Está formada por las 12 compañías más grandes productoras de esta droga. Su director de programas, Alberto Bouroncle, en diálogo con El Observador la definió como "el puente entre la industria y la salud pública". A pesar de que no consideran que Uruguay esté entre los países prioritarios, reconoció que existen problemas. El representante vino a Uruguay para establecer contacto con la industria y el gobierno, y así lograr que no solo se consuma responsablemente, sino que también la venta sea responsable. En un encuentro de improvisto con Jorge Basso, Ministro de Salud, acordaron "darle continuidad" a los planteos de la Alianza.

El 50% de las mujeres en Uruguay reconocieron haber consumido alcohol durante el embarazo. Junto con la edad de iniciación del consumo son indicadores problemáticos. ¿En algunos países han logrado cambiarlos?
Estamos trabajando justamente para enfrentar el síndrome de alcohol fetal y el tema del consumo de menores. La estrategia es doble: nos enfocamos en el tema de la educación. Nos parece que en este momento se dan las condiciones en Uruguay para poder incluir un aspecto de educación de alcohol en la currícula escolar. Nos parece que es un tema clave. El otro tema es el involucramiento de los minoristas, son los comerciantes los que venden. Ellos son la cara de la industria. El otro aspecto que es muy importante es el trabajo de alianzas público-privados porque puedes tener las mejores leyes, pero si no cuentas con una fiscalización, con un control, o mecanismos de control, todas estas leyes no van a surtir efecto y es como si no existieran.

Los menores no pueden comprar alcohol, sin embargo el 60% dijo en una encuesta haberlo adquirido fácilmente, ¿de qué se tratan las medidas de fiscalización?
Pensamos que debería estar en el ADN de los comerciantes que cualquier persona que parezca ser menor de edad se le debería requerir la cédula de identidad. Ese es un aspecto clave. El otro tema es educación, que no solo se debe dirigir a los niños, tiene mucho que ver la actitud de los padres. La investigación sugiere que la mayor parte del alcohol que los jóvenes consumen no es comprada directamente en los comercios, viene de los padres, que en muchos casos no saben cómo comunicar a los hijos los efectos negativos del alcohol.

¿Cómo se ubica Uruguay con respecto a los países de la región?
Evidentemente tenemos un problema de consumo de alcohol de menores en Uruguay. Tengo entendido que la edad de debut, del primer trago es de 12,7 años, que básicamente está al nivel del Caribe que sabemos es un país muy liberal en venta de alcohol.

¿Van a realizar un plan piloto en Uruguay?
Nos interesaría muchísimo, sobre todo en tema de educación. Pensamos que lo ideal sería realizarlo en una ciudad relativamente pequeña, para que haya menos factores de confusión y la inversión sería menor. Una vez que hay signos de efectividad, que la intervención se pueda extender a nivel nacional. Podría durar tres o cuatro meses hasta un par de años, para poder ver si realmente hay un cambio conductual que se refleja en los números. La edad de iniciación de la bebida del alcohol en Uruguay es 12,7 años, qué mejor demostración de la efectividad del programa es si después de tres años es 14,2.

¿Cuáles son los temas que se tratan en los talleres?
Uno de los componentes es el efecto del alcohol. Nos gusta abordar desde una edad relativamente temprana. El programa está diseñado para jóvenes entre 10 y 14 años pero tratamos de adaptarlo a la realidad de los países. En América Latina probablemetne los programas deberían empezar antes, a partir de los siete años. Mucha parte del programa se centra en los padres, como ejemplo. No solo basta con predicar con la palabra, sino con el ejemplo.

La industria del alcohol tiene sus intereses de venta, ¿cómo dialoga eso con la responsabilidad?
Este es un tema de sostenibilidad. La industria como tal prefiere tener clientes de por vida que disfruten su bebida responsablemente. Es un tema de prestigio. Que se presenten como empresas responsables en vez de presentarse como empresas que fomentan el consumo excesivo, que a corto plazo les hará ganar mucho dinero pero la mala imagen de una u otra manera va a afectar el negocio.

¿Cómo evalúan la situación de Uruguay con respecto a la fiscalización de la normativa de venta de alcohol?
Lo que sé y lo que tengo entendido es que si bien existe una ley, no se cumple. En Estados Unidos si pido un trago me piden la cédula de identidad porque es una cosa que pertenece al ADN del vendedor. Existe un castigo si no se cumple con esta normativa.

La publicidad, ¿cómo recomiendan que sea regulada?
Reconocemos que hay un problema con la publicidad en Uruguay y nos estamos planteando un código de autoregulación de la publicidad. Invitaríamos al gobierno en participar en una mesa que se encargue de decir 'esta publicidad no se ajusta a los principios o parámetros que la industria se ha impuesto y que la salud pública recomienda' y que se retire esa publicidad.


Populares de la sección

Acerca del autor