Veterinarios piden reglamentar raid luego de muerte de caballos

Advierten que no existe regulación para competencias de menos de 60km
Doce caballos corrieron el 17 de diciembre un raid en Maroñas organizado por el Centro Social Democrático de Cerro Chato. Eran 8.500 metros, lo que equivale a cuatro vueltas del Hipódromo, más 100 metros. Solo dos alcanzaron la meta. Uno de los equinos sufrió una fractura expuesta, por lo que debió ser sacrificado, y nueve fueron retirados por los propios jinetes por no resistir la exigencia de la prueba. El que llegó en segundo lugar tuvo una descompensación en la meta y murió después de la carrera.

A partir de lo sucedido, la Asociación Uruguaya de Veterinarios Equinos (AUVE) se manifestó el lunes en contra de este tipo de competencias porque "llevan al caballo al límite de su resistencia poniendo en alto riesgo su vida", advirtieron los técnicos en una carta que enviaron al Consejo Directivo de la Sociedad de Medicina Veterinaria a la que accedió El Observador.

"Existe un vacío reglamentario en lo que respecta a las competencias de las distancias intermedias" -entre 3.500 metros y 59 kilómetros- indica el documento firmado por el presidente de la AUVE, Elbio Pereira.

Consultado por El Observador, Pereira aseguró que es "urgente" la necesidad de elaborar una reglamentación para este tipo de pruebas porque "se les exige a los caballos de una manera muy intensa". "Los caballos no están adaptados funcionalmente para correr esa distancia, y menos sobre piso de arena", dijo Pereira.

Cada pata del caballo, en el momento que golpea el piso, recibe una fuerza igual y contraria que lo impulsa hacia arriba. Sin embargo, si lo hacen sobre arena la fuerza no es devuelta por lo que todo el trabajo lo realizan los músculos del equino.

"Si va a correr sobre piso blando se exige mucho más", dijo. El veterinario aseguró que los equinos son presas que están adaptados a huir de predadores, pero no a correr tanta distancia.

El veterinario experto en equinos explicó que el raid del sábado 17 se dio en condiciones excepcionales por lo que "no se puede generalizar" a lo que ocurre todos los fines de semana, cuando las carreras son reglamentadas por la Federación Ecuestre.

A partir de lo que sucedió ese sábado, Hípica Rioplatense suspendió futuros raid de estas características en Maroñas.

El secretario de la Federación Ecuestre Uruguaya, Marcos Borges, indicó a El Observador que en este tipo de pruebas la organización "no tiene injerencia ninguna", porque regulan las que van de 60 kilómetros a 115 que son las pruebas federadas.

Entre marzo y noviembre se organizan 65 pruebas en distintos puntos del país, por lo que hay entre una y tres por fin de semana.

Borges aseguró que la muerte de los dos caballos en un solo raid "empaña" todo lo que trabajaron en los últimos años para "mejorar la imagen del raid federado".

Implementaron en cada una de las competencias controles antidoping, chequeos a los caballos -que si no los soportan no pueden correr- jurados y veterinarios que corren al lado de los animales y que "si los ven extenuados le dicen al jinete que descienda y si no acata se los penan" con meses o años de prohibición de competir.

El diputado del Partido Nacional, Gastón Cossia, aseguró que se debe avanzar en un marco regulatorio para estos raid y que el "gran desafío" es desarrollar un marco de relacionamiento ético en el que "se respete la vida de los animales".


Populares de la sección