Wikihouse

El debate de la introducción de tecnologias en todas las ocupaciones y cómo impactan en los empleos genera en algunos creatividad en vez de queja. Aquí la propuesta del arquitecto Alastair Parvin
Ultimamente no solo en Uruguay sino en Reino Unido también, ha habido debates y enfrentamientos de gremios y usuarios por el tema de la introducción de tecnologías y cómo estas impactan en la planilla de ocupación de las empresas o de las ganancias o costos a prever.
 
Lo vimos recientemente con el gremio de taximetristas, pero es un debate instalado casi globalmente, y una posibilidad cierta de la que no está exenta casi ninguna profesión hoy por hoy que conviva con aplicaciones tecnológicas para su operativa. 
 
El miedo a quedar desplazado por las máquinas que superen la capacidad de la gente es real pero evidentemente cortoplacista y acotado en su búsqueda de alternativas.
 
En estos casos, impera el pensamiento del bienestar y el beneficio propio por sobre una mejora social más amplia, un avance real en aumento de productividades o alcances de mercados, que casi siempre se ha probado que luego aumentan la demanda de forma tal que vuelven a requerir personal para supervisar etapas, tal vez recalificados o convertidos pero no eliminados de la cadena. Es evidente que los primeros afectados pueden ser los que hacen tareas manuales, como ejemplo, en cadenas de atención, selección o producción.
 
Asi, hay gente que elige el camino confrontativo y cerrado, otros el estudio e investigación de opciones, y otros el de crear y generar mecanismos que se eleven por encima de especulaciones y hagan diferencias sociales o productivas. 
 
 es un arquitecto inglés que  tiene la cualidad del "big picture thinking", vio esa tendencia, y el hecho de que el 99% de los arquitectos trabajan para el 1 o 2% de población que si puede pagarles los servicios. El resto, es un mercado virgen en ese aspecto cuyas necesidades básicas de vivienda por ejemplo no están ni de cerca cubiertas. Así florecen edificios muchas veces inservibles, en una carrera de alturas por marketing o especulacion inmobiliaria que dista mucho moral, etica y funcionalmente de responder a la supuesta primera aptitud o servicio de la arquitectura que seria la de proveer o diseñar hábitats para la gente. 
 
Así se crean los extremos de burbujas inmobiliarias con inversiones millonarias vs poblaciones enteras que carecen de techo digno.
 
Wikihouse es un sistema creado por él, que genera casas prefabricadas a partir de un concepto muy particular y en boga en esta época como lo es la sustitución de muchas de las tareas de taller, obra o diseño por parte de los arquitectos, para empoderar al usuario final que obtiene la capacidad, instrumentos y know how para convertirse en su propio gestor de vivienda.
 
Sin necesidad de conocimiento alguno de arquitectura o construcción, herramientas eléctricas o talleres, supone un camino a la democratización y acceso a solución de vivienda. Con software libre, tipo sketch up así como el hardware, y una comunidad online de diseñadores que comparten proyectos e interactúan para mejorar el sistema, mediante licencias de Creative Commons.
 
Las construcciones son casi como de ensamblaje de muebles de Ikea, estan formadas por un esqueleto de madera laminada "plywood" que se corta en contratistas o proveedores con plotters para madera, entregandoles piezas ya preparadas para el montaje mediante encastre con aletas de madera y tornilleria.
 
Eso hace posible ademas la implementacion agil de soluciones que de hecho estan abordando en fabelas en Brasil, o para desastres como inundaciones o terremotos en Nueva Zelanda o Haiti.
 
Por qué no le quita trabajo a los arquitectos : 
_ Porque es una herramienta de ejecución, un sistema constructivo conceptual, pero que aún debe ser contextualizado en un terreno, con cierta normativa y requisitos tanto del ambiente en que se inserta como de los propietarios. La fase de diseño y de alteraciones si las hubiere son propias del profesional.
 
_ Porque este tipo de vivienda es una solucion para una escala mas economica y compacta, ideal para zonas de catástrofes, lugares alejados de centros logísticos, acceso a viviendas para personas de bajos recursos que de otro modo igualmente rara vez intervienen profesionales sino que se gestionan con autoayuda o directo con contratistas en el mejor de los casos.
 
_ Porque como dice el creador, hoy por hoy la mayor parte de los arquitectos trabajan para ese 1 o 2% de la población: el resto es un mercado que no era de ellos antes tampoco. Solo hace mas accesible los proyectos y soluciones, democratizando la vivienda.
 
_ Porque sigue habiendo muchas tareas que si bien muchos piensan que "se hacen solas" o "las hace cualquiera" desde diseñar o planificar ciudades, coordinar la cadena y efectividad de subcontratos o educarlos para estos sistemas, o personalizar cada instalación en casos que lo requieran climática o geográficamente, quedan aún muchos nichos donde se puede desplegar capacidades profesionales sin temor a que sean relevadas por maquinas....al menos mientras éstas no piensen.
 
_ El objetivo, ademas, y no menos interesante como concepto, sería revertir esa tendencia perversa de la construcción, donde puede darse además a nivel ocupacional, que en vez de que los arquitectos trabajen mucho tiempo en un proyecto chico o mediano, trabajen menos tiempo con un alcance mucho mayor. Situación win/win que le dicen... 
Menos glamour pero más efectividad y ética...

Comentarios

Acerca del autor