Xavier se presenta como leal al gobierno y criticó a "iluminados"

Competirá el domingo contra Daniel Olesker por liderazgo socialista
Lealtad al gobierno. Ese fue uno de los conceptos que más repitió en la noche del martes la senadora y candidata a la Secretería General del Partido Socialista (PS), Mónica Xavier, durante el acto de cierre de la campaña de la Lista 1 para la elección del domingo 13 de marzo, donde habrá 2.100 habilitados para votar. Con los socialistas divididos en dos bloques, la postulante propuso "que la disciplina vuelva a reinar" y cuestionó a quienes –sin nombrar a nadie en particular– definió como "un cúmulo de iluminados" que buscan "la revolución".

Xavier dijo que de acceder al cargo saldrá a dar "todas las batallas" en la defensa del gobierno.La postulante enfrenta mano a mano al exministro de Salud y de Desarrollo Social, Daniel Olesker, del ala ortodoxa, quien en este período como asesor del PIT-CNT cuestionó al gobierno y reclamó un giro hacia la izquierda a través de cambios impositivos y de las pautas salariales.

"Queremos un partido que esté al respaldo de nuestro gobierno. Lo decimos sin titubear. Queremos un Partido Socialista que se ponga al frente de la defensa del gobierno. ¿Cómo podemos pensar que mejor mirar de afuera si hemos trabajado para esto?", dijo Xavier durante el acto, donde también hubo representantes de la Lista 2 y la Lista 3, las otras dos agrupaciones que la apoyan.

"Así como no hay atajos para lograr los objetivos que nos proponemos tampoco hay un cúmulo de iluminados que puede llevarnos a la revolución", agregó en otro pasaje de su discurso.

Además también advirtió que el Frente Amplio "ha tendido" a profesionalizarse y eso ha "distanciado mucho" al oficialismo de la gente.

Los bloques

La senadora reconoció la existencia de dos bloques en la interna socialista. Las disputas fueron públicas e incluyeron insultos en redes sociales y hasta peleas en el último Congreso del PS.

Xavier repitió la necesidad de generar síntesis en la orgánica y señaló que su partido debe tener de ahora en más una posición única de acuerdo a lo que resuelva la mayoría. "Cuando decidimos, decidimos. Y si decidimos, acatamos. No hay otra", dijo.

Allegados a Xavier dijeron a El Observador que en ese pasaje del discurso hizo referencia a cuando el bloque ortodoxo cuestionó parte del Presupuesto del gobierno después que el Ejecutivo socialista había resuelto apoyarlo.

Entre otros dirigentes socialistas estuvieron presentes el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto, Álvaro García, el ministro de Salud, Jorge Basso, la directora general de Secretaría del Ministerio de Turismo, Hyara Rodríguez y la senadora Daysi Tourné.

Xavier también remarcó que la posición de los socialistas debe ser independiente a la de otros bloques del Frente Amplio.

"Basta de poner en la página uno la posición de un bloque y en la página dos la posición de otro bloque. El PS no tiene además que adherirse a la posición de otro bloque frenteamplista. El PS tiene personería como para poder definir en cada momento su posición y eso nos lo manda la historia", concluyó. l

Las "bandideadas" y las elecciones

En su discurso, la candidata a la Secretaría General del Partido Socialista, Mónica Xavier, dio a entender que pueda haber falsas acusaciones de fraude en la elección y advirtió que "no vale ninguna cosa que transgredan los límites para ganar". "Lo decimos con absoluta claridad. El 14 no nos ponemos una careta para trabajar todos juntos, por eso no vamos a hacer nada que genere una situación en la que no estemos pudiendo mirar a todos los compañeros", dijo.

El Observador consultó a Xavier sobre por qué hizo esa alusión. "Siempre hay bandideadas en las elecciones", respondió, aunque no mencionó ningún hecho en particular.

Populares de la sección