Yahoo abrió un debate sobre el trabajo a distancia

La firma de Internet decidió prohibir que sus empleados trabajen desde su casa, lo que para ciertos expertos supone un “paso atrás”

Una directiva interna de Yahoo que introduce una prohibición a trabajar desde casa ha provocado un debate sobre si el trabajo remoto aumenta la productividad y la satisfacción o si mata la creatividad y es sólo una oportunidad para evadir tareas.

Trabajar a distancia se ha vuelto corriente gracias a la tecnología, y ha sido especialmente acogido por familias con niños o por quienes sufren por largos y caros recorridos hasta la oficina.

Estadísticas de la Oficina de Empleo estadounidense muestran que casi el 25 por ciento de los trabajadores del país realizaron tareas remotas en 2010.

A su vez, un encuesto de la Confederación de la Industria Británica (CBI, por su sigla en inglés) halló que el 59 por ciento de las empresas británicas ofreció alguna clase de trabajo remoto en 2011, un salto respecto al 13 por ciento de 2006.

Las pequeñas empresas estuvieron a la vanguardia para ayudar a reducir los costos de oficinas.

Sin embargo, la consejera delegada de Yahoo, Marissa Mayer, ha determinado que el personal ya no puede trabajar desde casa a partir de junio de este año, como indica una directiva interna de la que se han filtrado muchas copias, y que el martes publicaban páginas de periódicos y foros en Internet.

"Algunas de las mejores decisiones y observaciones vienen de conversación en el pasillo y la cafetería, conocer a gente nueva y reuniones de equipo improvisadas. La rapidez y la calidad se ven sacrificadas a menudo cuando trabajamos desde casa", indica el texto, atribuido a la jefa de recursos humanos de la compañía, Jacqueline Reses.

Cuando se le consultó sobre la directiva, un portavoz de Yahoo dijo que la empresa no comenta asuntos internos.

Mayer, de 37 años y que volvió a trabajar dos semanas después del nacimiento de su primer hijo el año pasado, llegó a Yahoo desde Google para revertir el declive de la compañía.

Su decisión de acabar con el trabajo remoto se encontró con grandes críticas de los defensores de un espacio de trabajo flexible para mejorar el equilibrio entre la vida personal y laboral, impulsar la motivación y mantener a las mujeres en el puesto de trabajo.

"Es increíblemente decepcionante", comentó Jennifer Owens, portavoz de la página Working Mother, añadiendo que la mayoría de las mujeres estuvieron encantadas cuando Mayer tomó el mando de Yahoo.

"Su plan (...) es llevar a su fuerza de trabajo de vuelta al siglo pasado al prohibir las prácticas de trabajo desde casa en toda la compañía", dijo.

“Un paso atrás”
Richard Branson, jefe del Virgin Group, dijo que el paso de Yahoo socava la confianza en que el personal hará su trabajo en cualquier lugar, sin supervisión, porque trabajar ya no es asunto de 9.00 de la mañana a 5.00 de la tarde.

"Esto parece un paso atrás en una era en la que el trabajo remoto es más fácil y efectivo que nunca", escribió en un blog en la página web de Virgin.

"Si ofreces la tecnología adecuada para mantener el contacto, mantienes comunicación regular y tienes el equilibrio adecuado entre trabajo remoto y en la oficina, la gente estará motivada para trabajar de forma responsable, rápida y con gran calidad", afirmó.

La firma de telecomunicaciones británica BT, una de las primeras del país en adoptar el trabajo remoto, dijo que unos 69.000 de sus 89.000 empleados están equipados para trabajar de forma flexible, y de ellos unos 9.400 desarrollan sus tareas desde casa.

La empresa señaló que esto produce beneficios como ahorros en instalaciones, aumento de productividad y reducción de las ausencias por enfermedad, señalando que el 99 % de las mujeres volvieron a BT tras la baja de maternidad.

Una encuesta de careerbuilder.com publicada el mes pasado citaba el trabajo flexible como uno de los factores más importantes en la satisfacción laboral y a la hora de quedarse en una empresa.

Pero un sondeo de 2011 realizado a 1.500 trabajadores en 15 países europeos encargado por Microsoft encontró que sólo el 52 % de la gente confía en que sus colegas sean productivos cuando trabajan fuera de la oficina.

Esta idea se vio reflejada en comentarios de algunos ex empleados de Yahoo que apoyaron a Mayer, señalando que está tomando la decisión adecuada porque muchos empleados abusan del sistema.

La página Business Insider citó a varios exempleados, de los que no dio nombres, diciendo que la gran plantilla de Yahoo que trabaja desde casa ha llevado a "gente que vaguea como loca, no está disponible y gasta mucho tiempo en proyectos fuera de Yahoo".


Fuente: Reuters

Populares de la sección

Comentarios