Yihadistas cambian su aspecto para infiltrarse como civiles

Los combatientes del Estado Islámico afinan técnica de sus atentados
Ante el avance de las fuerzas iraquíes y kurdas en la ciudad de Mosul, los combatientes del Estado Islámico (EI) en esa ciudad comenzaron a modificar su aspecto, afeitándose la barba y cambiando de vestimenta, en un intento de pasar inadvertidos en la ciudad, según diferentes testimonios.

"Vi a miembros de Dáesh (acrónimo de Estado Islámico en árabe) y su aspecto cambió totalmente", dijo un habitante de Mosul a AFP. "Se cortaron la barba y cambiaron de ropa" para confundirse entre la población, agregó el testigo que se presentó como Abu Saïf, un exempresario, al cumplirse el décimo día de la ofensiva de Mosul.

Las tropas de élite iraquíes se encontraban ayer a cinco kilómetros de los barrios del este de Mosul, la segunda ciudad de Irak, con 1,5 millones de habitantes. En los otros frentes, las tropas se encuentran más alejadas.

Para Abu Saïf, los yihadistas cambian de aspecto "porque tienen miedo de los francotiradores" o "porque se preparan a abandonar la ciudad".

Otro habitante constató por su parte que ya no se ve en los hoteles de Mosul a los comerciantes sirios que hacían múltiples negocios en la ciudad con la anuencia del EI.

Muchos yihadistas abandonaron el este de Mosul para replegarse en la orilla occidental del Tigris, el río que atraviesa la ciudad, donde el EI tiene sus bastiones, indicaron residentes y responsables estadounidenses.

Los residentes narran que ya se escucha el ruido de los combates y que los aviones de la coalición internacional liderada por Estados Unidos vuelan a menor altitud que en los días anteriores.

La ofensiva se desarrolla "de acuerdo a lo planificado", afirmó el ministro francés de Defensa Jean-Yves Le Drian, anfitrión de una reunión de ministros de Defensa de 13 países de la coalición.

"El Estado Islámico no cayó, pero el Estado Islámico vacila", agregó Le Drian.

A pesar del desequilibrio de fuerzas en el campo de batalla –entre 3.000 y 5.000 combatientes del Estado Islámico atrincherados en Mosul, 10 veces menos que las tropas movilizadas por el gobierno y sus aliados–, el avance iraquí se hace en forma prudente y lenta debido a las tácticas de guerrilla de los yihadistas y el espíritu de sacrificio de sus hombres.

Desde hace una semana, el grupo terrorista utiliza "una cantidad extraordinaria" de armas de tiro indirectas (morteros, cohetes, etc.) y de coches bombas, explicó en la víspera el general Stephen Townsend, máximo jerarca militar de la coalición.

Además, los kamikazes afinaron la técnica de los atentados. Esconden los coches bombas detrás de muros o en el interior de viviendas a la espera de las tropas para sorprenderlas en el último momento, explicó el general estadounidense.

Catástrofe humanitaria

Como lo temían las organizaciones humanitarias, a medida que los combates se acercan a Mosul aumenta el número de civiles desplazados.

El martes las autoridades recibieron a más de 3.300 desplazados, la cifra más alta desde el inicio de la ofensiva el 17 de octubre pasado, indicaron las autoridades.

La ONU cree que cerca de 1 millón de personas podrían ser desplazadas por los combates.
Desde el inicio de la ofensiva terrestre contra Mosul, se registraron 8.940 desplazados, según estadísticas de la ONU.

"Todavía tenemos pocos refugiados debido a que la batalla de Mosul no comenzó aún. Pero prevemos una afluencia enorme y la ayuda de la comunidad internacional no está a la altura de las promesas. Si nada cambia vamos hacia una catástrofe", dijo esta semana un oficial superior del ejército iraquí.

Planean ataque a bastión en Siria

La ofensiva para arrebatar a los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) su bastión sirio de Raqa comenzará "en las próximas semanas", afirmaron ayer los responsables de Defensa del Reino Unido y Estados Unidos.

Las ciudades de Mosul y Raqa son los dos principales objetivos de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que lucha contra los yihadistas del EI.

Las fuerzas iraquíes y los combatientes kurdo iraquíes, apoyados por la coalición internacional, lanzaron el 17 de octubre una ofensiva para retomar Mosul.

Los responsables de la coalición contra el EI ya habían mencionado la posibilidad de operaciones "simultáneas" para retomar Mosul y Raqa, aunque habían evitado precisar cuándo tendría lugar la ofensiva en la ciudad siria.

Fuente: AFP

Populares de la sección