Acuerdo entre el gobierno y el FA permite destinar $ 850 millones a la educación

Legisladores presentarán hoy la fórmula; luego analizarán si hay mandato a votar
En la tarde de ayer era todo decepción y mal humor en la bancada del Frente Amplio que, luego de dos jornadas maratónicas y algunos días de negociación, no podía cerrar un pacto con el Poder Ejecutivo para impedir el recorte de las partidas previstas en 2017 para la ANEP, el INAU y la Universidad de la República por $ 1.500 millones.

Sin embargo sobre las 22 horas todo cambió. Después de llamadas, contactos y negociaciones, las partes llegaron al acuerdo que permitirá que unos $ 850 millones sean destinados finalmente a la educación.

El acuerdo permite la reasignación dentro de la Rendición de Cuentas de unos $ 450 millones, y la financiación del resto del dinero, que saldrá del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop) y de la Agencia Nacional para el Desarrollo Económico. Esto, según dijo a El Observador una fuente del gobierno, "no incrementa el costo fiscal, que era lo prioritario". Parte de ese dinero que se financiará será destinado a la Universidad Tecnológica (UTEC).

El gobierno había intentado el día anterior convencer a los legisladores de abrir el proyecto de Rendición en el Senado y reasignar un tope de hasta $ 500 millones. Los diputados hicieron una contraoferta y pidieron que se permitiera reasignar $ 800 millones, lo que fue rechazado por el gobierno. Finalmente, la fórmula de reasignación sumada a la financiación fue la que logró acercar las posiciones.

Los legisladores frenteamplistas tienen previsto votar este último artículo hoy, e insistir cuando pase al Senado para conseguir más dinero que permita que el recorte anunciado no se concrete.

La bancada del Frente Amplio se había comprometido con la oposición a votar la Rendición de Cuentas hoy a partir de las 9 de la mañana "haya acuerdo o no", dijo en la tarde a El Observador el diputado del Espacio 609 Óscar Groba, quien preside la Comisión integrada de Presupuesto y Hacienda.

El Ejecutivo inició esta negociación con la bancada de izquierda sobre la base de que se trataría de una "redistribución".

Una de las propuestas que ayer se puso sobre la mesa, y que contaba con la aprobación de la mayoría de los sectores, era programática: no hablaba de cifras sino que difería al Ejecutivo la definición de esa redestribución "sin tocar" los montos correspondientes para ANEP y Universidad. Esta fórmula recogía el apoyo de todos los sectores salvo del Frente Líber Seregni, que se mantuvo alineado a rajatabla con la posición del Ejecutivo. Sin embargo con el correr de las horas se fueron agregando detalles a la propuesta final, en la que trabajaron tanto los legisladores como el Poder Ejecutivo.

La propuesta, a pesar de contar con el apoyo de la mayoría, no tiene aprobación completa. Según pudo saber El Observador, el PVP y el Partido Comunista mantienen diferencias. Según dijo a El Observador la diputada Orquídea Minetti, aún no hay ningún pedido de libertad de acción, pero en el caso de que lo hubiera, "la fuerza política puede mandatar o no" a votar. Eso se resolverá la próxima semana.

"Esto no es lo que quería toda la bancada del FA, que quería los $ 1.500 millones para no diferir los gastos, pero fue importante la partida a la que se llegó. Estamos mejor. Esto no quiere decir que no sigan las conversaciones en el Senado", dijo Groba luego de la reunión definitoria.

El diputado se había lamentado en la tarde de que esta discusión no hubiera empezado antes, y advirtió que esta situación habla de la problemática coordinación y una "desconexión muy fuerte" que existe entre el gobierno y la bancada parlamentaria del Frente Amplio.
"Presidencia o el Ministerio de Economía pensó que la bancada de Diputados del Frente Amplio no iba a reaccionar a los recortes anunciados a la educación. Se equivocaron. Lo pusieron igual pero no se dieron cuenta o no fuimos capaces de convencer al Poder Ejecutivo de que iba en serio esto, porque no responde al programa del Frente Amplio y además se violaba un convenio colectivo. Y eso es muy grave", señaló.

El lunes 25, el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, había transmitido una vez más a los diputados de la izquierda que Vázquez no estaba de acuerdo con implantar más impuestos para conseguir el dinero y, en todo caso, solo aceptaría una reasignación de recursos moderada.

Luego de que el gobierno presentara una propuesta inicial, hubo un espacio de intercambio entre la cúpula de Economía y todos los sectores de la izquierda que derivó en un cambio importante: no habría un aumento para la tercera franja del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF), a diferencia de lo que proponía el texto inicial.

El acuerdo se rubricó en Suárez y Reyes con una conferencia de prensa en la que Vázquez hizo el anuncio. Sin embargo, cuando parecía que el Frente Amplio tendría una Rendición en paz se levantó polvareda a raíz de un "malentendido". En algunos sectores generó sorpresa el hecho de que el aumento de la inversión para áreas vinculadas a la educación no se concretara en 2017 y fuese demorado hasta 2018, en contraposición a lo que se había entendido inicialmente.

Vázquez fue el que catalogó a esa situación de "malentendido", y pidió a los legisladores votar el proyecto tal como había sido enviado por el Ejecutivo. Sin embargo, su pedido generó el efecto contrario y comenzaron a escucharse cada vez más resistencias a votar un artículo que recortara el aumento del gasto previsto para la educación.
El mandatario reafirmó su posición. "Lo que yo aprendí en el Frente Amplio, desde que estuve en su dirección y fui candidato, es que los acuerdos se hacen para cumplirse", dijo. El acuerdo se logró unas cuantas semanas después, y con previsiones de que lo logrado se siga sometiendo a cambios.

Aumento del IASS no será votado

El aumento estipulado por el Poder Ejecutivo al Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social en la Rendición de Cuentas fue apartado y no será votado. "Es claramente inconstitucional dado que está prohibido e impedido de incorporarse en presupuestos o rendiciones de cuentas normas que modifican las prestaciones de la seguridad social", explicó el diputado nacionalista, Jorge Gandini.

El Partido Nacional había notificado sobre la inconstitucionalidad de este artículo. El Frente Amplio pidió que se desglosara ese artículo para el final de la discusión en Comisión de Presupuesto y Hacienda integrada.

Ayer, cuando solo quedaban dos artículos para tratar, el Frente Amplio resolvió retirar dicho artículo y pidió el desglose para la Comisión de Hacienda. "Esto mantiene la iniciativa del Poder Ejecutivo pero pasará a ser considerado como una ley aparte", explicó Gandini.
De esta forma, el único artículo que queda pendiente de tratamiento en la Comisión es el número 6, referente a los recortes en el aumento del gasto para la educación.
Los partidos de oposición tienen el compromiso "personal y político" de que hoy la Comisión de Hacienda terminará de tratar el proyecto de Rendición de Cuentas.



Populares de la sección