Agentes ganaron terreno en mercado de arte en 2016

La Feria TEFAF emitió su informe anual y destaca el aumento de la cifra global generada por la compraventa de obras

El mercado de arte vivió en 2016 un trasvase significativo de sus ventas de las subastas públicas a las galerías, un año en que la cifra global generada por la compraventa de obras escaló un 1,7 %, según el informe anual de la Feria TEFAF ("The European Fine Art Fair").

El informe está dirigido por primera vez por la economista de la Universidad de Maastricht Rachel Pownall, quien ha acotado el mercado en relación a su tradicional autora, Clare McAndrew, que cifró las ventas de 2015 en US$ 63.800 millones.

Pownall situó las de 2016 en US$ 45.000 millones, pero estimó que estas crecieron respecto al año anterior, dado que utiliza una metodología distinta con una definición "más acotada" de lo que son las galerías "más representativas del mercado global" de arte y antigüedades.

La mayor tendencia del año fue la "caída dramática" del valor de las ventas globales en subasta (US$ 16.900 millones, un 18,8 % menos que en 2015, y un descenso en volumen de artículos vendidos del 21,5 %. La caída más drástica se registró en Estados Unidos, con un 41 % menos, mientras que en Europa descendió un 13 % y en Asia se mantuvo estable.

Asia tiene la mayor cuota de mercado global de subastas, con un 40,5 % del total, dominado por China. Por el contrario, el valor mundial generado por los marchantes fue entre un 20 y un 25 % más alto que en 2015, con US$ 27.900 millones.

"El crecimiento de las ventas en galerías es una reacción natural a los cambios culturales y sociales experimentados por la economía poscrisis", explicó Ponwall, para quien "en un mercado tradicionalmente opaco, los galeristas se benefician de la confianza de los compradores, debido a un mayor acceso a la información y transparencia en los precios". Las ventas privadas se fortalecen, especialmente en el mercado europeo, donde subieron un 20 %, el mercado privado más grande a nivel global, con un 54 % del total.

En cuanto a las subastas, Estados Unidos mantiene la primera posición mundial (29,5 %), por delante del Reino Unido (24 %) y China (18 %). El informe recoge datos de España, donde, contrariamente, las ventas en subasta crecieron un 43 %, hasta los 11 millones en el año 2016, aunque aún por debajo de las ventas de los años 2012 y 2013, cuando alcanzaron cerca de 20 millones, precisó Ponwall.

En cuanto a los precios, subieron un 14 %, cifras que sitúan el mercado español en el vigésimo noveno puesto global, frente al 21º ocupado en 2015. En cuanto a los marchantes de arte "en España son optimistas de cara a 2017, con una cifra esperada de ventas de doble dígito, y crecimiento del 6,25 % en 2016", recoge la economista.

Por obras, el récord del año se lo lleva una obra de Claude Monet, "Meule", subastada en Christie's Nueva York en noviembre, por US$ 81,44 millones; le siguen "Untitled XXV", de Willem De Kooning (US$ 66,3 millones), vendida en la misma casa; y de "Femme Assise", de Pablo Picasso, adjudicada en Sotheby's Londres por US$ 63,5 millones.

Entre las obras más caras de 2016 también figuran "Lot and his Daughters", de Rubens, vendida por 58 millones; "Untitled", de Basquiat, por US$ 57,2 millones, "Jeanne Hébuterne (au foulard)", de Modigliani, por US$ 56,5 millones; y "Pikene Pá Broen", de Munch, por US$ 54,4 millones, todas ellas subastadas en Londres y Nueva York.

Los precios globales del mercado cayeron un 8,6 %, una tendencia acentuada en subastas, con un descenso del 18,8 %, aunque hubo subidas en algunos mercados y sectores. En China, subió un 13 % el valor de las obras de cuadros antiguos y un 4 % el de las obras de arte moderno, mientras que, en Europa y Estados Unidos, el precio de las piezas de arte contemporáneo escaló un 4 %, señala el informe de TEFAF.

Entre las preocupaciones globales de los marchantes, la principal es "adquirir nuevos compradores", un aspecto en el que las ferias de arte, tanto globales como locales, se consolidan como punto crucial. También crece como medio el mercado "online", respecto al cual la industria "fue una vez reticente" pero parece ahora haber adquirido aceptación "como un importante canal para las ventas de gama más baja".

Ponwall recoge también la preocupación de la industria por los efectos del "brexit", que tendrá, según los galeristas, "un efecto negativo o muy negativo en el negocio", así como el "impacto negativo" que puedan tener en sus ventas la nueva presidencia estadounidense y la ralentización económica en China.

La ciudad holandesa de Maastricht inaugurará el próximo viernes TEFAF, una de las ferias de arte y antigüedades más influyentes del mundo, con 270 galerías procedentes de 20 países, entre ellos España.


Fuente: (EFE)