Así será la asunción de Trump como presidente de Estados Unidos

Al igual que un 20 de enero cada cuatro años, los estadounidenses se paralizan para ver el comienzo del nuevo mandato

El 20 de enero cada cuatro años, Estados Unidos se paraliza para ver la ceremonia de toma de posesión del nuevo presidente en el Capitolio. Para este viernes, el país espera el comienzo Donald Trump como presidente. Aún se desconocen algunos detalles del evento pero se espera que se respeten las tradiciones.

Entre el protocolo y la tradición

La ceremonia de la toma de mando presidencial es un evento en el que se combina el protocolo estipulado en la Constitución con una serie de tradiciones que se han adquirido a lo largo del tiempo.

Desde que se aprobó en 1937, la fecha de la velada no ha cambiado. Se celebra el 20 de enero a las 12 horas para que ''nunca haya un período de presidente en funciones'', afirmó el magíster en Protocolo, Gestión de Eventos y Relaciones Públicas, Julio Panizo, a La Vanguardia.

La Constitución, además, explica cómo debe hacerse. ''El presidente debe jurar una frase que recoge la Constitución demostrando el compromiso que él adquiere en el país'', señaló el especialista. Trump dará su juramento ante el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts.

Lea también: Los políticos y artistas que faltarán a la asunción de Trump

Luego de finalizar el protocolo, el resto son tradiciones. Históricamente, el día antes de la toma de posesión el presidente electo y el nuevo vicepresidente realizan una ofrenda floral en el cementerio de Harlington y dan su primer discurso en el Lincoln Memorial.

Al terminar, el mandatario se dirige a la Casa Blanca donde duerme en la residencia de visitas. '' Suelen hacer eso porque en el mismo día de la toma de posesión hay un desayuno con el presidente saliente y también un servicio religioso que puede ser multiconfesional", informó Panizo.

Ambos presidentes se trasladan juntos al Capitolio donde espera el Congreso y el Senado para comenzar el evento. Por lo general, se reúnen 1.000 personas y se invita a distintos músicos.

Desde 1953, además, la comisión conjunta de la ceremonia organiza un almuerzo que concluye con el traslado del presidente hasta la Casa Blanca. "Algunos presidentes lo hacen a pie, otros combinan un trozo a pie y otro en coche y suele durar una hora u hora y media", explicó.

En la noche, se acostumbra realizar un baile inaugural. En su segundo mandato Obama visitó ocho bailes pero Trump solo confirmó su asistencia a tres: dos en el Centro de Convenciones Walter E. Washington y una de las Fuerzas Armadas en el National Building Museum.


Populares de la sección