Asumió el nuevo primer ministro de Nueva Zelanda

Bill English es considerado más conservador que el saliente primer ministro
El primer ministro de Nueva Zelanda, Bill English, asumió sus funciones este lunes tras ser designado por el oficialista Partido Nacional como sucesor de John Key, una semana después de su sorpresiva renuncia.

Primer ministro desde 2008, Key, de 55 años y excorredor de bolsa de Merrill Lynch, había anunciado sorpresivamente su renuncia el 5 de diciembre por razones familiares.

English, de 54 años, era considerado el sucesor favorito de Key tras un buen desempeño como ministro de Finanzas en su gobierno, coronado por un retorno a un presupuesto excedentario.

Agricultor con formación en comercio y literatura, fue electo legislador por su partido desde 1990. Dirigía el Partido Nacional en 2002, cuando éste sufrió el peor fracaso electoral de su historia.
"Uno aprende más de la derrota que de la victoria", dijo English, que dirigirá en 2017 la campaña para las legislativas con el objetivo de permitir una cuarta victoria consecutiva del Partido Nacional.

"Tenemos una economía fuerte, casi única en el mundo desarrollado, y la mayoría de los neozelandeses esperan poder acceder a sus beneficios", dijo el nuevo primer ministro, al indicar que la prioridad de su gobierno será ayudar a los más necesitados.

Con un crecimiento de cerca del 3%, Nueva Zelanda no tiene electores desencantados como los que condujeron al Brexit en Gran Bretaña o a la elección de Donald Trump en Estados Unidos, se congratuló el nuevo jefe de gobierno.

Casado y padre de seis hijos, católico ferviente, English es considerado por muchos como más conservador que su predecesor.

Opositor notorio al aborto y la eutanasia, también se opuso a la legalización del casamiento entre personas del mismo sexo en 2013.

"No me define, pero para mí es una influencia", admitió este lunes al responder a una pregunta de la prensa sobre su fe cristiana, admitiendo al pasar que a partir de ahora estará a favor del casamiento homosexual.

"Con sólo ver el impacto que tuvo para las parejas, y en la medida en que no afecta al casamiento (heterosexual), el concepto de alguna manera ha sido aceptado", dijo.

Fuente: AFP

Populares de la sección