Banco Mundial bajó expectativa de crecimiento para Uruguay

El organismo es más optimista que el gobierno y los analistas privados
El Banco Mundial corrigió a la baja las expectativas de crecimiento para Uruguay, en línea con una menor expansión esperada para la región y la economía mundial. En su informe semestral de Perspectivas Económicas Globales presentado ayer, el organismo multinacional prevé que la actividad uruguaya se expanda 0,7% este año, apenas por encima de la proyección oficial, de 0,5%.

La expectativa de los economistas privados es un poco más pesimista. La Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador arrojaba en mayo un crecimiento de 0,2% para este año.

Esto implica una corrección a la baja de 1,2 puntos porcentuales respecto a las expectativas que mantenía en enero de este año (1,9%). En enero de este año, el gobierno preveía una expansión de 2,5% y los privados ya anticipaban que la desaceleración iba a ser más profunda, a 0,9%.

Para el año que viene, mientras que el gobierno y los analistas privados coinciden en esperar un crecimiento de 1% para la actividad uruguaya, el Banco Mundial es más optimista y anticipa una expansión de 1,6%.

De cara a 2018, el organismo prevé una expansión para Uruguay de 2,5%, también por encima de la expectativa oficial, de un crecimiento de 2%.

Panorama global


El Banco Mundial recortó su estimación de crecimiento global a un 2,4% desde el 2,9% que proyectó en enero, debido a los bajos precios de las materias primas, una tibia demanda en las economías avanzadas, la debilidad del comercio y menores flujos de capital.

Los países emergentes exportadores de materias primas han enfrentado problemas para adaptarse a los bajos precios del petróleo, los metales y otros productos, lo que representa a la mitad de la revisión a la baja, dijo el organismo multilateral.

El organismo espera que estas economías crezcan a un ritmo de un 0,4% este año, una revisión a la baja de 1,2 puntos porcentuales respecto al panorama de enero.

Los países emergentes importadores de materias primas tienen un mejor desempeño, pero los beneficios de los menores costos de la energía y otros bienes se han materializado lentamente, dijo el Banco Mundial. Ahora espera que el crecimiento de esas naciones alcance a un 5,8%, una baja de una décima de punto porcentual frente a las proyecciones de enero.
En EEUU, un marcado descenso de la inversión en el sector de energía y débiles exportaciones también borraron ocho décimas de punto porcentual a las estimaciones 2016 del Banco Mundial, llevando la expansión económica a un 1,9%.

El área del euro vio una leve rebaja de su proyección de crecimiento 2016, a un 1,6%, a pesar del extraordinario respaldo de la política monetaria y el impulso derivado de los bajos precios de la energía y las materias primas. (El Observador y Reuters)

Populares de la sección