Blancos defienden agravar delito de muerte a trabajadores

A pesar de las críticas, el Partido Nacional sostiene que es necesario
El Partido Nacional defendió el proyecto que impulsa en la comisión partidaria de seguridad para agravar las penas a los homicidios de trabajadores en ejercicio de sus funciones. El proyecto fue cuestionado por varios penalistas que consideran que eso implicaría jerarquizar la vida de unas personas sobre otras.

"El proyecto para agravar la figura del homicidio en el caso de los trabajadores expuestos a mayor riesgo se encuentra plenamente justificado desde el punto de vista de la protección de la vida y de la protección del trabajo", dijo a El Observador el dirigente blanco y abogado Alvaro Garcé, referente en los temas de seguridad en su partido.

"Es evidente que no todos los trabajadores se encuentran en la misma situación. Alguien que trabaja en una oficina en un octavo o noveno piso, con guardia en la puerta y controles de acceso, no está en la misma posición que un comerciante, taxista, guardia de ómnibus, cobrador, repartidor, un policía o guardia de seguridad", dijo Garcé. "Están mucho más vulnerables frente a la acción violenta de los delincuentes", subrayó. "No todas las situaciones son iguales, y Justicia es contemplar situaciones de especial vulnerabilidad", indicó. "Es evidente la necesidad de dar mayor protección jurídica a los que se encuentran en mayor vulnerabilidad", agregó.

"Razones de justicia"

El proyecto fue presentado por los blancos en la comisión que analiza políticas de seguridad y que está encabezada por el presidente Tabaré Vázquez, y que integran delegados de todos los partidos políticos con representación parlamentaria.

Si bien existe un acuerdo por aumentar las penas a los asesinatos de jueces, fiscales, policías y guardias de seguridad, existen diferencias sobre el agravamiento en casos de homicidios de otros trabajadores. "Si entramos a considerar profesiones y profesiones en forma especialísima, ¿donde se pone el límite?", se preguntó el diputado del Partido Independiente, Iván Posadas.

En el mismo sentido, los penalistas consultados por El Observador aseguraron que esa iniciativa puede valorar en forma diferente la vida humana. "Sería establecer distintos criterios sobre la vida de las personas", dijo Germán Aller.

A esa crítica, Garcé respondió: "En absoluto. Nuestro Código Penal ya prevé situaciones donde en la muerte de un concubino o esposo implica una valoración distinta, no de la vida sino de la intensidad del dolo, de la gravedad de la conducta del que delinque".

"No se diferencian categorías de vida sino que se toma en cuenta por razones de justicia: la necesidad de proteger con mayor intensidad a quienes están más expuestos", agregó.

Garcé concluyó que las propias estadísticas muestran que "la mayor parte de los homicidios recaen sobre este colectivo de trabajadores". Garcé reconoció que las posturas con los demás partidos en este punto están "bastante lejanas", pero se mostró optimista en lograr acuerdos en otros aspectos, como por ejemplo en incluir como agravante el homicidio de guardias de seguridad privada. En este caso el resto de los partidos consideró que sobre eso ya está legislado en los artículos vigentes. La comisión técnica volverá a reunirse la próxima semana continuar analizando los proyectos.

Presentarán proyecto el lunes

El Partido Nacional presentará el lunes a los integrantes de la comisión de seguridad una propuesta definitiva sobre el proyecto para convertir en inexcarcelable el delito de homicidio simple.

La necesidad de hacerlo había tenido acuerdo de todos los partidos, sin embargo, habían surgido dudas con respecto a situaciones concretas, como por ejemplo en determinadas situaciones de legítima defensa o de siniestros de tránsito. Para eso, el nuevo proyecto incluirá excepciones para esos casos.

Populares de la sección