Clinton ganó el segundo debate, según encuesta

La candidata demócrata fue la vencedora para el 57% de quienes vieron la transmisión
Debate presidencial: el video de Trump


La candidata demócrata, Hillary Clinton, venció a su rival republicano, Donald Trump, en el segundo debate de los tres que se llevarán a cabo antes de las elecciones del 8 de noviembre para llegar a la Casa Blanca, según una encuesta publicada en la madrugada de este lunes por CNN/ORC.

El 57% de los televidentes dijo que Clinton ganó el encuentro, frente a un 34% que afirmó que Trump había triunfado. La encuestadora aclaró que entre los que miran los debates hay una ligera mayoría demócrata.

Clinton ya había ganado el primer debate según la misma encuestadora con un 62% frente a un 27% que creía que Trump había vencido.

Ante la pregunta de cómo habían visto a los candidatos frente a lo que preveían, el 63% dijo que vio mejor a Trump de lo que esperaba, el 21% que lo vio peor y el 15% lo vio igual. La misma pregunta respecto a Clinton reflejó que un 39% la vio mejor, un 26% la vio peor y un 34% la vio igual a sus expectativas.

Clinton y Trump protagonizaron este domingo el segundo debate de una campaña presidencial que para el aspirante conservador se convirtió en un verdadero caos de la mano de un nuevo escándalo por declaraciones abusivas sobre mujeres y que tampoco ha sido fácil para Clinton por las constantes filtraciones que la han dejado en evidencia en función de algunos asuntos que tienen que ver con lo que sería su gobierno. Trump añadió fuego a la polémica al hacer, horas antes del evento, una conferencia de prensa emitida en Facebook Live con cinco mujeres que aseguran haber sido víctimas de Bill Clinton, expresidente y marido de la candidata demócrata.

Sobre el final, la idea que quedó latente fue la de que la contienda llegó a lo verbalmente ofensivo, con durísimas acusaciones de uno y otro bando, más cerca del estilo incendiario y confrontativo de Trump que de la retórica controlada de Clinton. Más allá de los ataques entre ambos, una pregunta de un espectador colada al final del encuentro matizó el tremendamente sombrío tono que marcó al debate. El espectador pidió a ambos destacar "al menos" una virtud de su contrincante.


Pero el debate comenzó puntual y sin apretón de manos entre los candidatos, lo cual dio la pauta acerca de lo que vendría. En primer lugar, se le preguntó a ambos candidatos si, en función de lo dicho en el debate anterior, ambos candidatos produjeron un espectáculo acorde a algo que verían los niños, a algo acorde a la madurez que un presidente necesita. Hillary Clinton, la primera en responder, respondió que "si trabajamos juntos y trabajamos en las divisiones que hoy aquejan a este país y encaramos los problemas que el país tiene, si encaramos la educación y tantas otras cosas. Si marcamos esos nortes, y lo hacemos juntos, no hay nada que Estados Unidos no puedan hacer. Voy a trabajar con todos los americanos, sin importar cómo se ven, su color u opinión política". Por su parte, Donald Trump dijo que está de acuerdo con lo dicho en la pregunta. "Comencé mi campaña por este tipo de temas. Estados Unidos es un gran país. Creo que he comenzado mi carrera política, y no puedo creer estar diciendo esto. En este país están sucediendo cosas muy malas como (el plan de salud pública) Obamacare. Veo un tremendo potencial en este país en el que lo estamos haciendo tan mal. Vamos a hacer grandes acuerdos, tener una frontera fuerte".

Anderson Cooper, uno de los moderadores en la noche, comenzó fuerte preguntando a Trump tras su primera intervención si reconocía que describir una interacción con una mujer como la que describió en el polémico video filtrado este fin de semana, Trump decidió llevar el tema a la crisis internacional: "Lo importante son cosas como ISIS. Yo voy a hacer más seguro a este país. Me arrepiento de eso que dije, pero esto es lo importante. Vamos a hacer a Estados Unidos más seguro y más rico". Hillary Clinton añadió que "Donald Trump no está en condiciones de ser presidente de Estados Unidos. El video representa exactamente lo que él es. Lo hemos visto insultar mujeres, hablar de su apariencia, avergonzarlas, rankearlas y denigrarlas del modo más duro y personal. Sí, este es quien Donald Trump es. Pero no es solo este video el que señala dudas sobre quién es, también ha apuntado a gente con discapacidades, exprisioneros de guerra y más. Esto no es lo que somos. Estados Unidos es grande porque celebra su diversidad".

La escalada de acusaciones continuó detenida en el asunto del polémico video, momento en el que Donald Trump dijo que, de ser presidente, instruirá a un fiscal para que investigue su situación referente a la famosa filtración de más de 33.000 correos de Clinton y aseguró que la candidata demócrata "estará en la cárcel", elevando el tono de la discusión rápidamente.

La segunda pregunta tuvo que ver con cómo se bajará el costo de la salud en Estados Unidos. Hillary Clinton señaló como positivo el dato de que "el 90% del país está cubierto" por el programa conocido como Obamacare, mientras que Trump aseguró que Obamacare "es un desastre" y dijo que prepara una solución "mucho más barata para Estados Unidos". El candidato aseguró que la competencia entre prestadores asegurará mejores condiciones.

A propósito de eso, Cooper preguntó a Clinton por la frase de su marido Bill, que en un discurso en un evento dijo que el plan de Obama era "una locura".

"Él clarificó eso que dijo y quedó muy claro lo que dijo", respondió la candidata.

La tercera pregunta fue "¿Cómo ayudará a los musulmanes a enfrentar las consecuencias de ser llamados una amenaza?" Clinton aseguró que Estados Unidos "no está en guerra con el Islam y propuso "una coalición con países musulmanes" para combatir a ISIS y al terrorismo internacional.

Sobre la posibilidad de hacer entrar refugiados desde Siria al país, lo que Trump calificó como un riesgo muy importante para el país, Clinton fue consultada por su plan de hacer ingresar refugiados. "Nosotros somos un país fundado en la libertad religiosa. No voy a hacer entrar al país a nadie que signifique un riesgo. Tenemos que hacer nuestra parte. Basta con ver las fotos de familias y niños sufriendo la guerra. Lo que Trump dice sobre los musulmanes se usa para reclutar guerreros (terroristas)".

"Vamos a dejar ingresar a este país a gente que va a hacer un gran daño", aseguró Trump. Hablando del tema de la frontera, dijo que la conoce "como nadie".

La cuarta pregunta fue: "¿Cree que está bien tener una postura pública y una privada para un político?". Clinton atacó al gobierno de Rusia y mencionó a organizaciones como WikiLeaks como partícipes de un ataque para interferir en las elecciones.

Trump atacó duramente a Clinton en este sentido, hablando de las filtraciones que este fin de semana se conocieron sobre sus dichos privados a empresas de Wall Street. "De todo le echan la culpa a Rusia. Yo no conozco a Putin ni sé cómo trabaja internamente Rusia".

La siguiente pregunta fue "¿Qué acciones tomaría para asegurarse de que los ricos paguen los impuestos adecuados?", Trump aseguró que hay una serie de previsiones para la gente rica -"gente como yo, para ser honestos", añadió- que él quitará y que habrá reducciones masivas para la clase media y la baja y aseguró que Clinton "va a subirles mucho el salario".

Clinton, por su parte, aseguró que quiere "tener un impuesto para las personas que obtienen más de un millón de dólares". "Es increíble que alguien que ha evadido impuestos esté hablando de impuestos", añadió.

Trump dijo que "muchos evaden impuestos, incluido muchos de los donantes a su campaña", en referencia a Clinton. "No hace otra cosa que hablar. Felicitaciones, gran trabajo", dijo sarcásticamente.

La quinta pregunta fue "Si usted fuera presidente, ¿qué haría para sobre la crisis humanitaria en Siria?". Trump atacó a Clinton y al problema que significa armar rebeldes contra los gobiernos, para rematar diciendo que Clinton, en cuanto a política exterior, ha sido "un desastre". Irán, Rusia y Assad están combatiendo Isis. En este punto, la moderadora del debate Martha Raddatz recordó a Trump que su candidato a vicepresidente, Mike Pence, afirmó que Rusia debía ser confrontada. "Bueno, pues no estamos de acuerdo en eso", dijo Trump.

Ante esto, Clinton respondió que "no usaría fuerzas en tierra en Siria" y que eso sería "un error muy serio", además de que Estados Unidos "no debería ocupar terreno" en Siria y que hay que usar "fuerzas especiales". Ante la pregunta sobre qué haría de diferente a lo que ha hecho Obama, la candidate dijo que hasta el momento "ISIS ha perdido mucho terreno". Ninguno de los candidatos se refirió en concreto a la crisis humanitaria sobre la que la pregunta hacía referencia.

La sexta pregunta fue: "¿Cree que puede ser un presidente devoto para los Estados Unidos?". Trump, primero en contestar, dijo que "Clinton ha llamado deplorables a mis votantes. Yo seré presidente para todos, para los latinos, para los hispanos. Vas a las ciudades del interior del país y toda esta gente está en una situación terrible. Ella ha estado hablando de estas ciudades durante 25 años, y nada ha pasado".

Clinton respondió que "Un 67% de la gente votó para reelegirme. He intentado durante toda mi vida ofrecer salud y trabajo para las familias. Trabajé contra la discriminación a familias afroamericanas, trabajé para que las personas discapacitadas accedieran a las escuelas, trabajé para que los latinos e hispanos votaran. He trabajado para que todos los americanos sientan que tienen un lugar en este país". Clinton también atacó a Trump por "incitar a la violencia" durante sus eventos y discursos de campaña.

Trump habló de la cantidad de asesinatos, de la división en el país y dijo que Clinton tiene "demasiado odio en su corazón" y que probó eso al decir que parte de sus votantes eran "deplorables".

Una siguiente pregunta hizo referencia a los jueces de la Corte Suprema y a quién elegirían para el puesto vacante que hay. Clinton dijo que quiere que "la Suprema Corte se de cuenta de los problemas que hay en este país para votar" y que quiere "una corte suprema que considere al matrimonio igualitario". Además, atacó a Trump por sugerir jueces para el puesto que quieren ir contra este tipo de iniciativas.

Una siguiente pregunta sobre la política energética y los planes de los candidatos encontró a Trump diciendo que "la energía está en riesgo con la administración Obama". "Estamos matando el negocio de la energía, necesitamos mucho más que viento y sol, ella quiere deshacerse de los mineros", dijo el candidato republicano.

La última pregunta fue de un espectador y especialmente simbólica: "¿Hay una sola cosa que usted respete de su rival?". Clinton dijo que respeta a sus hijos, y que eso "habla mucho de quién es Donald. No estoy de acuerdo con mucho de lo que dice, pero sí admiro eso. Esta elección ha sido tan confrontativa por todo lo que está en juego, por la situación en la que estamos".

Trump dijo sobre Hillary: "Ella no abandona, ella es una guerrera. Yo no estoy de acuerdo con las cosas por las que ella pelea, pero ella no se rinde".

Así fue la previa

El magnate y la exsecretaria de Estado se vieron nuevamente cara a cara en un debate transmitido en directo por los grandes canales y las redes sociales también.

A apenas cuatro semanas de las elecciones, ambos respondieron a las preguntas de dos moderadores y a un panel integrado por electores indecisos. Fue el segundo de una serie de tres debates programados entre los dos principales candidatos.

El nuevo escándalo alrededor de Trump estalló el pasado viernes al conocerse un video -grabado sin su conocimiento en 2005- en que se jactaba de usar su condición de celebridad para abusar físicamente de mujeres.

"Cuando eres una estrella, ellas te dejan hacerlo. Uno puede hacer lo que quiera", se escucha decir a Trump en la conversación que usa palabras y expresiones extremadamente vulgares.

Este domingo, en medio de una oleada generalizada de indignación, el propio presidente Barack Obama condenó las declaraciones de Trump, que consideró "denigrantes".

"No necesito repetirlo. Hay niños en la sala... Denigrar a las mujeres, degradarlas, pero también a las minorías, los inmigrantes, a personas de otras creencias, burlarse de los discapacitados... (Trump) Disminuye a los demás para darse importancia él", dijo Obama en un acto público en el estado de Illinois.

Desde la divulgación de esa grabación, Trump divulgó un video disculpándose, pero el desastre ya estaba consumado.

Figuras emblemáticas del partido Republicano se sumaron al clamor general para que Trump arroje la toalla y abandone la campaña en beneficio de su compañero de fórmula, Mike Pence.

Pero el magnate dijo que había "cero chance" de que ello ocurriera. "Nunca, jamás, me doy por vencido", afirmó.

La gravedad de la situación llevó al propio Pence a decir que se sentía "ofendido" por las palabras de Trump, y que para él resultaba imposible defender a su compañero de fórmula.

"No consiento esas declaraciones y no puedo defenderlas", señaló Pence, aunque se congratuló de las disculpas ofrecidas por Trump.

Entre los republicanos que no votarán por Trump en noviembre se destacan el senador John McCain y Mitt Romney, excandidatos a la presidencia, la exsecretaria de Estado Condoleezza Rice y el actor y exgobernador de California Arnold Schwarzenegger.

El presidente de la cámara de Diputados, Paul Ryan, se dijo "enfermo por las declaraciones" de Trump.

Momento crucial

Este escenario torna al debate de este domingo en un momento potencialmente decisorio en una campaña que en el último mes mostró a Clinton y Trump prácticamente empatados, con una ventaja apenas marginal -inferior al margen de error de cada sondeo- para la ex secretaria de Estado.

Esa ventaja pareció consolidarse y ampliarse después del mediocre desempeño de Trump en el primer debate, realizado el 29 de septiembre cerca de Nueva York.

En el avión que la llevaba a St. Louis, la portavoz de Clinton, Jennifer Palmieri, explicó que la demócrata aprovechará el debate para conquistar a los electores afectados por las declaraciones del magnate.

"Ella tiene la oportunidad de hablar directamente a muchos electores que no tenían la intención hasta ahora de votar por ella", dijo.

Las declaraciones del republicano desde que se divulgó el video permiten deducir la estrategia que adoptará Trump para intentar doblegar a su contrincante.

El sábado Trump retuiteó el mensaje de una mujer que denunció en 1999 haber sido violada por Bill Clinton en 1978. En otro mensaje criticó a los "hipócritas" que lo critican por sus declaraciones.




Fuente: Con base en AFP

Populares de la sección