Demanda laboral cayó en el primer trimestre pero presenta señales de recuperación

El informe Monitor del Mercado Laboral, elaborado por la consultora Advice, destaca una constante reducción de la brecha interanual
La demanda laboral cayó 6,1% en el primer trimestre de 2017 con respecto a igual período el año anterior, según el informe Monitor del Mercado Laboral de la consultora Advice, que recaba el volumen de vacantes anunciadas por las empresas.

La caída, que en una primera lectura parecería indicar una mala noticia, esconde algunas señales de recuperación, según destaca el informe. Entre ellas, una importante reducción de la brecha interanual: el 6,1% de caída respecto al primer trimestre de 2016 es significativamente menor al descenso de 32,8% registrado entre el primer trimestre de 2016 y el mismo período en 2015.

Con este último dato se completaron cinco trimestres consecutivos en los que la brecha interanual se contrajo, resalta el informe.

En marzo se registró un crecimiento de la demanda laboral en términos interanuales, algo que nunca había ocurrido desde que Advice realiza este seguimiento (2012). En el tercer mes de este año, la demanda laboral creció un 19,1% con respecto al mismo mes de 2016.

El dato de marzo, según describe Advice, confirma un cambio de tendencia hacia un proceso de recuperación. "El cambio de tendencia que observamos en la demanda laboral se produjo en un escenario de reactivación de la economía", señala el informe. "En el transcurso de 2016, la economía salió de una situación que era prácticamente estancamiento, para volver a crecer", agrega.

Indicadores dispares

Desde la perspectiva de la oferta laboral, en 2016 hubo un deterioro de los tres principales indicadores: la tasa de desempleo subió, mientras que la tasa de empleo y la tasa de actividad bajaron.


Aunque parezca contradictorio, es posible que tanto la demanda laboral y el desempleo crezcan en el corto plazo, señala el informe.

La separación entre la demanda laboral y la creación efectiva de empleos, destaca Advice, puede explicarse por "diferencias entre los perfiles de conocimientos y habilidades que demandan las empresas, y los que poseen las personas que están disponibles para trabajar, así como su experiencia y competencias interpersonales". Por eso, y aunque parezca contradictorio, es posible que tanto la demanda laboral y el desempleo crezcan en el corto plazo, señala el informe.

Sectores de actividad

Las cuatro áreas de mayor actividad desde la perspectiva de la demanda laboral fueron: comercio; hotelería, gastronomía y turismo; industria; y administración y finanzas.

En el comercio, que representa más de la mitad de toda la actividad, la demanda laboral sufrió una caída de 27,6% en el primer trimestre de 2017, comparado con el mismo período en 2016. En hotelería, gastronomía y turismo, un sector que tuvo números récords a comienzos de este año, la demanda laboral cayó 4,2% en términos interanuales, por debajo del promedio total. En esta área de actividad fue donde se constató el mayor avance en términos de reducción de la brecha interanual, que entre los primeros trimestres de 2016 y 2015 había alcanzado el 34,4%.

En tanto, el sector industrial registró una caída de 12% de la demanda laboral respecto al primer trimestre de 2016, mientras que el área administración de finanzas registró una contracción del 15,8%.