Detenidos e incomunicados el expresidente del BCU y tres responsables del Cambio Nelson

"El cambio se llama Nelson por Calvette. ¿Cómo no iba a estar en conocimiento de todo"?, declaró Sanabria
El gerente general de Cambio Nelson, Nelson Calvette; el contador y expresidente del BCU, Humberto Capote; y las otras dos contadoras que gestionaban la empresa quedaron detenidos e incomunicados, mientras el juez Marcelo Souto y el fiscal Rodrigo Morosoli continúan interrogando a Francisco Sanabria, dijeron a El Observador fuentes del caso.

Según las fuentes, al dar su versión de los hechos Sanabria declaró que Calvette y Capote eran de su total confianza y que estaban al tanto de toda la operativa del cambio, por eso el juez decidió convocarlos inmediatamente.

"El cambio se llama Nelson por Calvette ¿Cómo no iba a estar en conocimiento de todo"?, declaró Sanabria, con una clara intención de responsabilizarlo.

Las fuentes señalaron que seguramente la indagatoria continuará mañana. Agregaron que es difícil que la Justicia pueda expedirse hoy.

Sanabria declara ante el juez desde las 11 de la mañana por las casi 30 denuncias que recibió en su contra por libramientos de cheque sin fondo y apropiación indebida.

Esta tarde una de las contadoras detenidas se descompensó por lo que se debió llamar una ambulancia para que la asistiera pero ya se encuentra bien, informó una fuente del caso.

Con chaleco antibalas y esposado, Sanabria ingresó esta mañana al juzgado de Maldonado. La Policía dispuso una zona de exclusión en las inmediaciones del juzgado en cinco puntos, con entre una y dos cuadras en las que no se permite circular.

Sanabria Maldonado

El juez tiene 48 horas para mantener detenido a Sanabria y pronunciarse sobre su situación.

Souto definió asimismo el embargo de los bienes de la esposa de Sanabria, Carolina Serna. La Justicia está en conocimiento de que el dueño del cambio y Serna tienen a su nombre una cuenta en EEUU.

Por otra parte, declararán también técnicos del Banco de Previsión Social y una abogada que trabajaba en el cambio, como testigo.

Hasta ahora la Justicia indaga a Sanabria por los delitos de libramiento de cheques sin fondo y de apropiación indebida, ya que los denunciantes que se presentaron aportaron pruebas en ese sentido. Pero hay otro delito que podría encuadrar en la conducta de Sanabria y es el de insolvencia societaria fraudulenta. Ese delito lo comete "el que para procurarse un provecho injusto, para sí o para otro, ocultara, disimulara o hiciese desaparecer, parcial o totalmente, el patrimonio de una empresa". Además se trata de uno de los delitos precedentes del lavado de activos, lo cual podría cambiar la situación judicial de Sanabria.

Si bien la Justicia tiene a disposición US$ 250 mil que previo a fugarse del país rumbo a Miami, Sanabria entregó a un empleado del cambio, deberá explicar qué hizo con el dinero que los clientes tenían depositado en el cambio y desapareció.

Según indicó días atrás el presidente del Banco Central, Mario Bergara, los 379 clientes del cambio que poseían aproximadamente US$ 10 millones.

Ayer jueves declararon en tanto Paula Sanabria, hermana de Francisco Sanabria y el extitular del Banco Central del Uruguay, que autorizó el funcionamiento del Cambio Nelson y fue su asesor, Humberto Capote.


Populares de la sección