El cartel más cuidado de Montevideo

El letrero con el nombre de la capital costó $ 2.118.852 y se repara dos veces por mes

Por Federica Hananía

Decenas de turistas y uruguayos eligen a diario el letrero de "Montevideo" ubicado en la rambla de Kibón, en Pocitos, para tomarse una foto. El famoso cartel nació como una iniciativa transitoria del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en marzo de 2012 durante su asamblea anual de gobernantes. En principio sus letras eran de madera y la intención era retirarlo luego de un tiempo, pero el éxito fue tal que la Intendencia Municipal de Montevideo (IMM) tomó la posta y lo convirtió en un atractivo turístico.

El cartel original sufrió varios actos de vandalismo, al punto tal que en una semana y a pesar de ser custodiado, robaron tres de sus letras. Ante la decisión de que el cartel permaneciera en la rambla, se pensó un proyecto para mejorarlo y evitar hechos como esos.

En octubre de 2013, luego de obtener las licitaciones y con un costo de $ 2.118.852, fue inaugurado el actual cartel de hormigón pintado de blanco. Aun siendo más fuerte que el anterior, este tampoco pudo escapar al vandalismo.

Cartón ligador

Los integrantes del Servicio de Obras de la IMM informaron a El Observador que asisten cada 15 o 20 días a la rambla de Kibón para lavarlo con hidrolavadora y cepillo, debido a las manchas o grafitis. Esa tarea lleva unas tres horas y se utilizan aproximadamente cuatro litros de pintura látex exterior. Hasta el momento no hay un relevamiento de los costos totales por arreglos que se han realizado al cartel, pero los funcionarios destacan que es uno de los monumentos a los que se les destina más tiempo.

Las razones tienen que ver con su destacada visibilidad y porque se ha convertido en una referencia turística para Montevideo.

En ocasiones, el letrero amaneció con los vidrios de su iluminación rotos y debieron cambiarlos por unos de plástico para evitar futuros incidentes.

En septiembre de 2015, luego de los festejos por los 124 años del Club Atlético Peñarol, las letras que en ese momento tenían los colores de la diversidad fueron pintadas de amarillo y negro. El club se encargó de que el letrero vuelva a su estado original.

Embed


Objeto de deseo

En promedio, llegan entre tres y cinco solicitudes por mes a una comisión creada en 2015 dentro de la IMM que evalúa propuestas de organizaciones para intervenir el cartel. Estas deben presentarse con al menos tres meses de anticipación, no pueden provenir de empresas con intenciones publicitarias o fines comerciales y deben tener un interés ciudadano. Una vez aceptada la propuesta, cada organización debe encargarse de ejecutarla y una vez que finaliza la acción, deben retornar el cartel a su blanco original.

diversidad.jpg

Los colores de la diversidad fueron los primeros en mostrarse sobre el cartel, seguidos en octubre de 2015 por letras rosadas en representación de la lucha contra el cáncer de mama. En noviembre del mismo año, luego de los atentados masivos ocurridos en París, se cambió la iluminación para emular la bandera de Francia. Aldeas Infantiles también realizó su solicitud y en diciembre del año anterior, "Montevideo" se pintó de azul cyan.

luces.jpg

Ahora toca esperar cuál será la próxima intervención que se realice sobre el ya icónico letrero de la rambla.


Populares de la sección