El Frente Amplio rechazó el "golpe de Estado" contra Rousseff

El Secretariado Ejecutivo dicde que el juicio político no tiene fundamento jurídico

El Frente Amplio calificó como "proceso de golpe de Estado" el juicio político (impeachment) iniciado por la oposición brasilera contra la presidente Dilma Rousseff, al que consideran "sin fundamento jurídico".

"Es, en los hechos, un golpe parlamentario. Ante esta arremetida continental de la derecha con golpes de Estado de nuevo tipo que ya vimos efectivizarse contra el presidente Manuel Zelaya en Hondura y contra el presidente Fernando Lugo en Paraguay, manifestamos nuestra solidaridad con la presidenta Rousseff, el Partido de los Trabajadores de Brasil y el Frente Brasil Popular, y no dudamos en la necesidad de que los sectores populares mantengan su alerta en defensa de la democracia y contra los intentos desestabilizadores que recorren el continente", dice la declaración del Secretariado Ejecutivo del Frente Amplio.

El escrito dice que no existe ninguna acusación de corrupción contra Rousseff pero sí hay "investigaciones concretas sobre el 50% de quienes votaron a favor del juicio político", en particular contra el vicepresidente Michel Temer y el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha.

"El objetivo de sacar a Dilma y al PT de la presidencia de Brasil, por parte de la derecha y sectores afines, entre ellos la Red O Globo, la Federación de Industriales de Sao Paulo (FIESP) y sectores del Poder Judicial, es retomar el poder político y económico para sacar a Brasil del liderazgo del proceso de integración continental soberano y autónomo (Mercosur, Unasur, Celac) y de los llamados BRICS alineándolo con las políticas económicas desde los grandes centros de poder", afirma el documento de la izquierda.


Populares de la sección