El trágico final de dos jóvenes argentinas que hacían turismo en Ecuador

Viajaban como mochileras con destino a Perú; la Justicia detuvo a dos posibles sospechosos y uno dio detalles sobre los asesinatos
El fin de semana pasado la noticia de que dos jóvenes argentinas que viajaban como mochileras por Ecuador habían desaparecido se hizo eco en portales de todo América Latina y también en una virulenta campaña por redes sociales.

Ambas habían sido vistas por última vez el 22 de febrero y poco tiempo después de destarase la búsqueda, fueron encontradas muertas en Montañita, una localidad turística en la costa de la ciudad de Guayaquil, en Ecuador. La confirmación de este hecho la transmitió el domingo pasado el cónsul argentino en ese país, y sus familiares. "Las encontraron muertas en distintos momentos", declaró desde Ecuador el cónsul argentino Alberto Balboa al canal C5N de Buenos Aires.

Las jóvenes Marina Menegazzo, de 22 años, y María José Coni, de 21 -oriundas de la provincia de Mendoza- estaban de vacaciones en Montañita y tenían previsto seguir viaje hacia Perú y desde allí abordar un vuelo a Santiago de Chile por Sky Airlines el 25 de febrero, y terminar la travesía en autobús hasta Mendoza, donde se las esperaba el 26.

El 25 de febrero las autoridades de Ecuador fueron alertadas de la presencia de un cadáver envuelto en un saco de yute y una funda plástica, con cinta de embalaje, en la comuna de Montañita.

Se realizó un allanamiento, se comprobó que se trataba de un cadáver y se determinó que la causa de la muerte fue por un traumatismo cráneo encefálico producido por un objeto contundente. El 28 de febrero se determino que el cadáver pertenecía a María José Coni; todo esto fue anunciado por el ministro de Interior ecuatoriano José Serrano en conferencia de prensa.

Embed

Tras una búsqueda en el mismo lugar, las autoridades ubicaron a poca distancia, entre la maleza y desechos inorgánicos, el segundo cadáver embalado en sacos de yute y fundas plásticas de color negro. "Luego de los análisis se verificó que se trataba de Marina Menegazzo, quien tenía un traumatismo raquimedular, provocado por un arma blanca", explicó Serrano.

En las últimas horas la investigación cobró importancia internacional cuando las autoridades ecuatorianas arrestaron a los dos presuntos asesinos de las dos turistas argentinas.

"Esta noche hemos aprehendido a los dos autores del asesinato de las jóvenes argentinas Marina Menegazzo y María José Coni", informó Serrano en la madrugada de este lunes a través de su cuenta de Twitter.

Embed

Las autoridades "operaron durante todo el domingo, logrando obtener información para un allanamiento a una vivienda precaria en Montañita, donde se encontraron pertenencias de las chicas y guantes con sangre, cuyo propietario aceptó su vinculación", agregó el ministro, que difundió fotografías de los presuntos asesinos.

Por su parte, el diario argentino La Nación informa que el fiscal que interviene en la causa declaró que uno de los dos detenidos "se quebró" y confesó cómo realizaron el asesinato de las jóvenes. "Las chicas se habían quedado sin dinero y se pusieron en contacto con un amigo que, a su vez, las contactó con otro amigo que vivía solo y les dio hospedaje", dijo Rodas en diálogo con una radio local.

"Según el relato del detenido, él y su amigo estaban alcoholizados y uno llevó a una de las chicas a su cuarto e intentó tocarla, la joven se resistió y éste le pegó con un palo en la cabeza que la mató instantáneamente", detalló el fiscal quién agregó: "Asustado, corrió a la otra habitación y encontró a la otra joven apuñalada en el torax sangrando".

La Nación también publicó que las familias de las jóvenes asesinadas "desconfían" de los procedimientos forenses llevados acabo en la investigación en Ecuador y le pidieron al presidente Mauricio Macri que disponga de un equipo argentino especializado para colaborar en las indagaciones. El mandatario respondió positivamente al pedido de las familias y tuiteó que colocó a disposición la asistencia legal que necesiten las familias y al embajador argentino en Ecuador que también trabaja en el caso.


Fuente: Agencias y El Observador

Populares de la sección