El último temporal le costará a la IMM US$ 154 mil

La comuna atendió 900 llamados, la mayoría por árboles caídos

El ciclón extratropical que golpeó a la capital el pasado domingo dejó a la ciudad con cientos de árboles y ramas caídas, semáforos rotos, evacuados, y una cuenta de más de US$154 mil en reparaciones.

Según explicó entonces el director del Centro Coordinador de Emergencia de la capital, Jorge Cuello, a diferencia del evento ocurrido a principios de enero en este caso se trató de vientos de menor velocidad pero que se prolongaron durante más tiempo y afectaron por igual a toda la ciudad.

La intendencia recibió entre el domingo 5 y el lunes 6 de febrero 900 llamadas relacionadas con el temporal. Según se informó en la web de la comuna, la gran mayoría (647) correspondió a árboles caídos o con riesgo de caída, en lo que la comuna continúa trabajando.

Hasta ayer miércoles, se había resuelto entre el 60% y el 70% de los casos, y según estima la intendencia, por concepto de arbolado se deberán invertir $4.000.000, es decir, unos US$ 139.958 a valores actuales.

Al gasto en arbolado se suman US$ 11.196 que fue lo invertido en las reparaciones de semáforos. Según explica la IMM, esa cifra incluye la reposición de columnas caídas, la obra necesaria para la refacción y la reposición de los artefactos.

Además, la intendencia debió destinar US$ 3.000 a la reparación de carteles de tránsito que fueron dañados por el temporal.

Un evento similar se había dado a principios de enero, y la frecuencia de los fenómenos climáticos preocupa a las autoridades que piensan en más presupuesto y en planes de manejo del arbolado.

"Habrá que empezar a dejar más recursos de lo que se pensaba, porque son millones de pesos que se gastan cada vez", dijo el intendente Daniel Martínez.

Según un estudio de la intendencia realizado en 2015 son entre 2.500 y 4.000 los árboles en riesgo en toda la ciudad, lo que hace a un promedio del 1,5% de los existentes. Sin embargo, según afirmó el intendente, en la última tormenta cayeron ramas sanas, por lo que se deben revisar los criterios de poda.

El ingeniero agrónomo Alfonso Arco, había asegurado en enero a El Observador que la Intendencia está trabajando para sustituir las especies actuales por otras de menor porte, ya que el impacto de los vientos es mayor cuanto más grande es el árbol.


Populares de la sección