Envejecer puede ser la llave de la felicidad

Varios estudios apuntan a que mientras se envejece, uno es más feliz

Uno de los deseos más recurrentes en algunas personas es tener la posibilidad de permanecer siempre joven. Incluso, el proceso de envejecer puede llegar a resultar traumático para muchos. Sin embargo, varios estudios replicados por El País de Madrid establecen que envejecer en realidad hace felices a la mayoría de las personas.

En primer lugar, en una encuesta realizada en varios países se muestra que las respuestas sobre si se es feliz en la vida aumentan a partir de los 50 años, luego de pasar por un bache que comienza alrededor de los 20 y se prolonga hasta los 40. A esa altura, muchos sufren además la denominada "crisis de la mediana edad".

Otra de las pruebas que respaldarían la hipótesis es un estudio publicado en la revista estadounidense Journal of Clinical Psychiatry, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de California, que demuestra que la sensación de sentirse mejor con uno mismo y con su vida aumenta año a año. Además, pese a que la mente de los adultos mayores se deteriora con mayor rapidez que la de los jóvenes, estos gozan de una mejor salud mental. Los datos presentados por el estudio indican que los jóvenes padecen más episodios de depresión y angustia que sus mayores.

Según Dilip Jeste, uno de los investigadores del tema y autor del trabajo publicado en Journal of Clinical Psychiatry, una de las causantes de esta "tendencia a la felicidad" es la amígdala, una parte del cerebro que se asocia con la percepción de emociones, que "se vuelve menos sensible a las situaciones estresantes o negativas". Además, "los niveles de dopamina en el circuito de recompensa del cerebro descienden con la edad", algo que facilitaría el control de las emociones y generaría el bienestar que acompaña a la vejez.


Populares de la sección