Estacionamientos deberán ofrecer lugar para dejar bicicletas

Los organismos públicos también estarán obligados a ceder espacios
El día que asumió como intendente de Montevideo, Daniel Martínez llegó en bicicleta. Ese mismo día aseguró que fomentar su uso estaría en la mira de la comuna. Así, "en línea con lo planteado y trabajado durante los meses de campaña electoral" sobre la Movilidad sustentable y el uso de las bicicletas, la Intendencia de Montevideo envió a la Junta Departamental un decreto con nuevas normas para el uso y circulación de las bicicletas en la capital.

A través de ese decreto, la IMM procura que tanto los edificios públicos como los estacionamientos privados cuenten con lugares de estacionamiento específicos para este medio de transporte.

Los edificios de organismos públicos deberán ofrecerlos para sus funcionarios y para el uso del público en general, mientras que en el caso de los estacionamientos privados, deberán admitir bicicletas y "contar con al menos espacio exclusivo para una bicicleta por cada cinco espacios destinados a automóviles".

La tarifa, en ese caso, no podrá superar el 10% de lo que se cobra a los autos. Tanto para los organismos públicos como para los locales privados, una vez sancionado o reglamentado el decreto, respectivamente, contarán con un año para adaptar las instalaciones, y en caso contrario, serán multados con 8 UR ($6.764) por cada mes de atraso.

Los estacionamientos deberán estar "claramente señalizados, especialmente adaptados, delimitados y acondicionados", dice el proyecto de decreto, y contar con acceso directo o mediante rampas. En el caso de los edificios públicos, no podrán estar a más de 100 metros de la entrada principal.

La misma relación de estacionamientos para bicicletas de una a cinco vehículos será exigida en los permisos de construcción o trámites de viabilidad de uso. También se exigirá que haya estacionamientos para ciclistas en los contratos de concesión de los inmuebles que pertenecen a la comuna.

Los bicicletarios deberán estar colocados en forma fija, tener dos puntos de contacto con la bici y admitir diferentes tipos de bicicleta y candado.

Prohibiciones y reglas

Como forma de dar prioridad a las bicicletas, y con el foco en la promesa de campaña de apostar a un "Montevideo en bici" la IMM pretende establecer espacios de circulación exclusivos, donde el resto de los vehículos podrán transitar en caso excepcional y donde estará prohibido el estacionamiento.
En caso de circular por las áreas determinadas para las bicicletas, la multa es de 4 UR (unos $ 3.380), mientras que si se estaciona en esos lugares la sanción es de 2 UR ($ 1.690).

Aunque en el decreto no se explicita, el intendente había prometido en campaña incorporar ciclovías en "ocho grandes vías articuladoras de la ciudad" y extender el sistema de bicicletas públicas a los grandes parques.

Por su parte, a los ciclistas se les exigirá "cumplir con las exigencias de las normas técnicas" aprobadas a nivel nacional y deberán contar por tanto con un sistema de freno delantero y trasero, con espejos retrovisores, un sistema lumínico de faro y reflectante blanco adelante y rojo en la parte trasera; y con reflectantes laterales en ruedas y pedales.

Entre las nuevas disposiciones, la comuna define los carriles preferenciales compartidos – carril bici-bus- que nombra como la parte de la calle destinada a la circulación del transporte colectivo, de taxi con pasaje y de bicicletas.

Populares de la sección