Estado Islámico se atribuyó ataque de un afgano en un tren alemán

Un jóven de 17 años agredió con un hacha a los pasajeros y dejó cuatro heridos graves; fue el primer ataque reivindicado por los yihadistas en Alemania.
El Estado Islámico (EI) se atribuyó el ataque de un afgano que en la noche del lunes agredió con un hacha y un cuchillo a los pasajeros de un tren y dejó cuatro heridos graves, en lo que fue el primer atentado reivindicado por el grupo yihadista en Alemania.

A través de la agencia Amaq, habitual portavoz del EI, el grupo terrorista afirmó que el joven refugiado de 17 años, que hirió a cuatro personas en un tren en Baviera, al sur de Alemania, y dejó a dos de los heridos en estado crítico, era uno de sus "combatientes".

"El autor del apuñalamiento en Alemania (...) llevó a cabo su operación en respuesta al llamamiento de atentar contra países de la coalición que combate al EI", agregó Amaq, en referencia al conjunto de países liderados por Estados Unidos que bombardean al grupo yihadista en Siria e Irak.

En la habitación del joven, que murió abatido por la policía tras huir de la escena de la agresión, la policía encontró una bandera del EI "fabricada artesanalmente", señaló este martes el ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann.

Prudente sobre las motivaciones del atacante, Herrmann explicó que según un testigo, había gritado "Allahu Akbar" ("Alá es grande") en el momento de la agresión. El agresor había llegado hacía dos años a Alemania como "menor no acompañado"

Radicalizado "solo y recientemente"

No obstante, el ministro consideró que se debe "investigar cuidadosamente" las motivaciones del refugiado, que actuó solo en el tren, para determinar si pertenecía al movimiento islamista o se "radicalizó él solo y muy recientemente".

"En este momento, prefiero no hacer especulaciones", subrayó Herrmann. "Estaba solo (...) en el tren. Cometió el ataque él solo", agregó.

El afgano, que hizo una demanda de asilo en Alemania el año pasado, no era conocido por los servicios de inteligencia germanos. Vivía desde hacía dos semanas con una familia de acogida en la localidad de Ochsenfurt, vecina al lugar donde se produjo el ataque.

Fuente: AFP

Populares de la sección