Fintech son un dolor de cabeza para prevenir lavado de activos

Expertos señalan que la actividad debería tener mayor regulación
El crecimiento de empresas Fintech –compañías que utilizan nuevas tecnologías para ofrecer servicios financieros con menos costos que las instituciones tradicionales– a nivel mundial y en Uruguay genera una serie de desafíos tanto a nivel de regulación como de controles a esa nueva actividad. Y algunos de esos aspectos fueron tratados por diversos participantes locales y del exterior que entre el miércoles y jueves participaron del Fintech Forum.
Este jueves uno de los disertantes en este evento fue el contador Félix Abadi, que se refirió a la expansión de esas empresas. Durante su presentación, el profesional señaló que la tributación para empresas del e-commerce es "todo un tema" a nivel internacional, más aún cuando las plataformas, los servidores y la gestión se encuentran en diferentes países.

Expresó que una de las alertas que despiertan estas empresas está referida al lavado de activos.
"El tema de la prevención del lavado de activos en las Fintech es todo un dolor de cabeza", sostuvo. Informó que en recientes congresos internacionales ese fue un aspecto que estuvo en las mesas de discusión. Una de las preguntas surgidas en esos ámbitos fue cómo se debería controlar a esas empresas que funcionan de manera remota.
"Se habló incluso de considerar (para los controles) la dirección IP de las computadoras", indicó Abadi.

Competencia

A su turno, el expresidente del Banco Central (BCU), Julio de Brun, recordó que en 2015, cuando comenzaron a proliferar esas plataformas, el escenario era de enfrentamiento. Por un lado, las Fintech "decían que los bancos eran las Kodak (multinacional fotográfica fundada hace más de 100 años que fue a la quiebra en 2012) del siglo XXI". Decían: "Me los voy a llevar puestos a estos mamotretos; somos capaces de prestar mejores servicios financieros que estos monstruos de antaño", recordó. Por otro, "la postura de los bancos era que tenían cuestiones dominantes en algunos productos y señalaban: 'Con la escala que tenemos lo más probable es que estos chicos en camiseta mañana terminen trabajando para mí'", añadió.

Explicó que una de las razones para el crecimiento de la actividad Fitech son las bajas tasas de interés que se observan en los últimos años, que generaron un fenómeno de desintermediación financiera.

En ese escenario "el valor agregado de la intermediación bancaria empieza a ser poco apetecible y eso ha permitido el desarrollo de estas actividades", dijo De Brun.
Sin embargo, consideró que es necesario que haya una mayor regulación. "Está bien que aparezcan instituciones bancarias no financieras porque generan mayor competencia, pero si lo único que justifica que lo hagan es que tienen un menor costo, podemos tener un problema", afirmó

Populares de la sección