Fuerza Aérea atribuye accidentes al factor humano

En agosto, con cuatro días de diferencia, murieron cuatro pilotos en dos siniestros

A casi dos meses de ocurridos dos accidentes aeronáuticos, la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU) presentó este miércoles los informes preliminares sobre los siniestros que, con cuatro días de diferencia, primero en Durazno y luego en el aeropuerto de Carrasco, terminaron con la vida de cuatro jóvenes pilotos militares.

Las primeras evaluaciones indicaron que si bien las causas de ambos accidentes son "indeterminadas", la actuación de los pilotos fue "contribuyente" para el desenlace. En los dos casos se descartó la incidencia del factor climático.

El primer accidente ocurrió el 12 de agosto cuando un avión Cessna A-37 B DragonFly de 1976 se estrelló en el marco de un vuelo de instrucción, poco después de despegar de la base aérea de Santa Bernardina. Allí fallecieron el teniente primero Diego Medeiros (31 años) y el teniente segundo Cristian Estévez (24 años). En relación a ese caso, la FAU indicó que ninguno de los pilotos eyectó sus asientos, "siendo altamente probable que la tripulación se ocupara al 100% de tratar de recuperar el control de la aeronave, perdiendo la conciencia situacional (no dándose cuenta de la complejidad y peligrosidad de la situación en la que estaban involucrados).

Los análisis efectuados sobre los motores del avión indicaron que "funcionaban al momento del accidente y no hubo fuego en los mismos".

El segundo accidente, ocurrido el 17 agosto, tuvo lugar en el aeropuerto de Carrasco cuando un helicóptero UH-1H se precipitó durante un ejercicio de entrenamiento, causando le muerte a sus dos pilotos: el capitán aviador Fernando de Rebolledo (33 años) y el alférez aviador Gonzalo Correa (24 años).

En cuanto a este accidente, la FAU concluyó que existió una posible "reducción de la concentración de los pilotos" generada por "el exceso de responsabilidades y tareas en la cabina". Asimismo, "es posible y probable un incorrecto comando de la aeronave por parte de la tripulación al final de la maniobra". Respecto al factor material, se indicó que en función del estado de los restos del helicóptero no es posible emitir una conclusión "determinante".


Populares de la sección