Gobierno argentino pide endurecer sanciones tras muerte de un hincha

Un joven murió luego de ser empujado desde las gradas en un partido disputado entre Belgrano y Talleres de Córdoba
La ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, exigió al Congreso nacional que trate urgentemente la ley penal que prevé el endurecimiento de sanciones para la violencia en el fútbol, después del homicidio de un hincha del Belgrano de Córdoba durante un partido el pasado sábado.

En un comunicado, Bullrich instó a la Cámara baja a que trate el Régimen Penal para Espectáculos Futbolísticos, presentado el pasado agosto, que incluye la eliminación de financiación estatal a los barras bravas (hinchas radicales) y el aumento de penas para los delitos por hechos ocurridos en los estadios.

"Es importante que faciliten cuanto antes el tratamiento del Régimen, debido a que este agrava fuertemente las sanciones de todos los delitos cometidos en un estadio de fútbol", indicó Bullrich, quien destacó que la persecución penal y al "desfinanciamiento de dichos grupos" disminuirá sus "posibilidades de acción".

Bullrich pidió esta serie de medidas después de que se confirmara la muerte de Emanuel Balbo, un joven aficionado del club Belgrano de Córdoba que falleció tras ser golpeado y arrojado por una grada el pasado sábado durante un partido de fútbol por aficionados de su propio equipo.

Tal y como se puede apreciar en imágenes difundidas por las televisiones locales, el joven, de 22 años, fue brutalmente golpeado y arrojado luego desde una tribuna hasta una de las escaleras de acceso al estadio Mario Alberto Kempes por aficionados del equipo local, el Belgrano, que disputaba un derbi contra el Talleres de Córdoba.

Raúl Balbo, padre de la víctima, confirmó este lunes la muerte del chico y explicó que, durante el clásico cordobés, Emanuel se encontró en la tribuna del estadio con Oscar Gómez, acusado de atropellar y matar hace cuatro años a otro de sus hijos, que entonces tenía 14 años.

"En vez de él (Gómez) defenderse solo, incitó a la violencia con todos los amigos que tenía ahí agrediendo a mi hijo. Empezaron a pegarle y hacerle lo que le hicieron. Gómez llamó a todos los amigos y dijo: 'Tírenlo a este que es hincha de Talleres'. Lo corrieron por la tribuna hasta que lo tiraron", sostuvo en una entrevista con Cadena 3.

Para el vicepresidente del club, Jorge Franceschi, se trató de un hecho "aislado" dentro del operativo de seguridad habitual en este tipo de eventos, que, no obstante, aseguró, "destruye" a la entidad futbolística.

"Nos hieren los violentos, pero también la pasividad de quienes no intervinieron porque creyeron que era simpatizante de otro club", apostilló

Avances en el caso
Oscar Gómez, presunto autor intelectual del homicidio se entregó este lunes a la Justicia.

Según confirmaron a la agencia EFE fuentes policiales, Gómez, conocido como "Sapito", se presentó esta tarde en la Jefatura de Policía de la provincia de Córdoba y reconoció haber instigado a varios aficionados a golpear a Emanuel Balbo.


Fuente: Agencias