Gobierno rechazó pedidos de mutualistas ante recortes

Para el ministro Basso "parece claro que no se necesita más dinero"
Luego de dos horas de reunión, el resultado del encuentro entre las mutualistas y el gobierno se veía reflejado en las caras de preocupación de los representantes de los prestadores de salud.
Ayer fue la primera de varias reuniones que tendrá la Junta Nacional de Salud (Junasa) del Ministerio de Salud Pública con las mutualistas, luego de que el gobierno les anunciara que está previsto un recorte de 2% en el valor de las cápitas. Contrario a lo que afirman las autoridades, las empresas consideran que ese aporte deberían aumentar 4% debido a un déficit que vienen denunciando desde hace un tiempo.

Pero el planteo de los prestadores fue rechazado y la Junasa reiteró que debe haber una rebaja en su valor. Tampoco se aceptó restituir 0,83% del valor de las cápitas que fue recortado el 30 de junio, lo que implica US$ 12 millones menos. De hecho, durante el encuentro, los prestadores pidieron que por lo menos se continuara con ese 0,83% hasta diciembre, pero les fue rotundamente negado.

"Hemos recibido una reafirmación del anuncio de rebajas de las cápitas para el futuro y la restricción del gobierno para mantener ingresos que estaban en el sector hasta el 30 de junio y que no los puede volver a volcar al sistema inmediatamente", dijo a la prensa Daniel Porcaro, representante de las instituciones de Montevideo.

Las mutualistas ven con preocupación el futuro inmediato y analizan qué escenarios pueden presentarse y cómo esa rebaja de 2% puede llegar a repercutir en los 2,1 millones de afiliados a esas instituciones en el Sistema Nacional Integrado de Salud. "Nosotros entendemos que estamos dando prestaciones de salud por encima de los recursos. No queremos comprometer ni la calidad asistencial ni el actual nivel de cobertura. Pretendemos que el sistema se estabilice", agregó Porcaro.

Bastante diferente fue el panorama que planteó más temprano el ministro de Salud Pública, Jorge Basso. Para el jerarca, "parece claro es que no se necesita más dinero, sino más profundización" del sistema. "El Sistema Nacional Integrado de Salud no es la sumatoria de prestaciones, sino que tiene que avanzar en la integración, pues un sistema por definición es eso", dijo en declaraciones a la prensa recogidas por el portal de Presidencia.

El ministro sostuvo que hay una "enorme superposición de recursos y de subutilización de equipamiento, que debe ser resuelta entre prestadores privados entre sí" y entre las instituciones y la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE). "Nosotros, como gobierno, no nos metemos en la microgestión de las instituciones, pero sí identificamos a las que han hecho esfuerzos y a las que deben seguir haciéndolos para resolver los problemas de administración, propias de una gestión cada vez más profesional que el sector salud tiene que lograr", dijo.

La siguiente reunión entre las instituciones privadas y el gobierno está pautada para la semana que viene.

Populares de la sección