Informe psiquiátrico al asesino de Fremd genera vuelta de tuerca en el caso

Una pericia realizada al hombre que mató al comerciante judío en Paysandú podría hacer que fuera condenado como autor inimputable

El informe psiquiátrico elaborado por médicos del hospital Vilardebó concluyó que el hombre que en marzo asesinó a puñaladas a un comerciante de origen judío en el departamento de Paysandú padece una enfermedad mental aguda y recomienda que sea recluido en una dependencia donde se le pueda brindar asistencia psiquiátrica y no en una cárcel común.

El pasado 8 de marzo, Carlos Omar Peralta asesinó al comerciante David Fremd, un activo miembro de la comunidad judía de Paysandú. El juez penal de ese departamento, Fabricio Cidade, concluyó que actuó por razones religiosas y lo imputó por el homicidio y por el delito de odio y lesiones, ya que también hirió a un hijo de la víctima.

Tras ser procesado, Peralta (un maestro de 35 años que años atrás se había convertido al Islam y por eso adoptó el nombre de Abdullah Omar) fue derivado al hospital Vilardebó donde permaneció alojado durante algo más de un mes, pero luego fue trasladado al Centro de Diagnóstico y Derivación del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR) que funciona en la exCárcel Central.

Pero ahora, el juez Cidade recibió un informe elaborado por médicos del hospital Vilardebó que puede determinar un cambio importante respecto a la situación procesal del asesino de Fremd, a quien un perito forense del Poder Judicial había declarado imputable y, por tanto, responsable de sus actos.

"Se trata de un individuo portador de una enfermedad alienante que afecta profundamente su capacidad de discernimiento y de libre determinación, dada por un proceso sicótico crónico con inicio a sus 23 años bajo la forma de un episodio sicótico agudo, previo de su asociación a la religión musulmana", concluye el informe del hospital Vilardebó.

El estudio señala que Peralta debe recibir tratamiento y control psiquiátrico y advierte que su traslado a un centro de reclusión común es "altamente contraproducente" para su situación. El informe también dice que el homicida es un individuo "potencialmente peligroso" para el medio en que se encuentra, razón por la que debe estar alojado en un centro que brinde tratamiento para pacientes psiquiátricos crónicos.

"Vuelta de tuerca"

El juez Cidade dijo a El Observador que el informe representa "una vuelta de tuerca importante" ya que podría hacer que Peralta sea condenado como autor inimputable, lo que implicará que al finalizar el proceso no resulte penado sino que se le impondría una internación "curativa" aunque sin un plazo específico.

El magistrado dio vista del informe médico tanto a la fiscal Alicia Abreu como al abogado de Peralta. La representante del Ministerio Público pidió que se realice una evaluación para determinar si el homicida puede o no estar en prisión.

El miércoles estaba prevista la reconstrucción del asesinato de Fremd, pero a raíz del informe de los médicos del hospital Vilardebó, Cidade postergó esa instancia que, eventualmente, podría realizarse más adelante y sin la presencia de homicida.

Al dictar el procesamiento de Peralta, el juez concluyó que mató a Fremd "por el odio que sentía hacia la comunidad étnica y religiosa que representaba su víctima".

Según el fallo, el homicida se sintió "perseguido" por la comunidad judía y ubicó como "disparador" de esa supuesta situación "un incidente de palabras" que mantuvo en el año 2006 cuando era estudiante de magisterio con el entonces embajador de Israel en Uruguay a quien, durante una visita a Paysandú, "le habría recriminado la muerte de niños palestinos", indicó el magistrado en la resolución de procesamiento.


Populares de la sección