Ingeniería tomará medidas sobre examen que perdieron casi todos

Para profesor la repetición es "válvula de escape" a falta de conocimientos

Luego de que solo 11 de 506 estudiantes salvaran un examen de la materia Cálculo 1, el Consejo de la Facultad de Ingeniería resolvió el martes en la noche crear un grupo de trabajo para resolver las medidas a tomar. No se definió sin embargo si el examen volverá a rendirse o no, algo en lo que insisten los estudiantes.

Según dijeron fuentes de esa facultad a El Observador, el Consejo resolvió crear un grupo conformado por estudiantes, docentes, egresados y por el decanato para analizar el tema y definir acciones en el corto y en el largo plazo.

El consejo expresó además al Instituto de Matemática y Estadística (Imerl) su preocupación por el resultado del examen, al que se debió bajar el nivel de exigencia –de 60% a 50% del puntaje de aprobación– para que al menos algunos alumnos aprobaran esa materia considerada "filtro".

Los estudiantes, que fueron quienes reclamaron ante las autoridades de la facultad, esperaban que se tomara un nuevo examen, aunque el resto de los órdenes prefirió analizar particularmente el caso.

De todas maneras, seguirán insistiendo en que haya una nueva instancia para la prueba, dijo a El Observador el encargado de la mesa del Centro de Estudiantes de Ingeniería (CEI), Diego Pereira. La propuesta es que el examen se tome nuevamente previo al cierre de inscripciones de la materia Cálculo 2 –de la que Cálculo 1 es previa–, fijado para los primeros días de abril o, en caso contrario, que se extienda el plazo para anotarse a esa materia.

Lea también: De 506 alumnos solo 11 salvaron un examen filtro en Ingeniería

"Lo que nosotros insistimos es en que cuando los estudiantes damos un examen y lo perdemos lo tenemos que dar de vuelta. Y si un docente hace una mala propuesta de examen lo tiene que tomar de vuelta", dijo Pereira. Eso se debe a que, para los estudiantes, la evaluación estuvo mal planteada, ya que excedía la dificultad del curso. Según afirman en el CEI, muestra de ello es que una de las preguntas no pudo ser contestada por ninguno de los 506 estudiantes que se presentaron a rendir.

Pereira destacó sin embargo que la Facultad reconoce el problema y que existe voluntad para resolverlo aunque, según señaló, el grupo de trabajo aún no fue convocado para elaborar la solución.

El Centro de Estudiantes de Ingeniería también cuestiona la decisión de los profesores de bajar la exigencia ya que, a su entender, "puede interpretarse como una baja en la calidad de la enseñanza", había manifestado Pereira. Los estudiantes aseguran que lo que ocurrió en este examen no es particular, sino que se trata de un problema general en lo que tienen que ver el presupuesto y cómo están estructurados los cursos. De hecho, en el período de exámenes de diciembre se dio una situación similar a la del 21 febrero y solo aprobaron 24 de 517 estudiantes.

Repetición: válvula de escape

La materia Cálculo 1 fue históricamente una asignatura filtro, debido a su dificultad y a que es una materia central en la carrera.

Un profesor que trabaja en el Instituto de Matemática, que prefirió no ser nombrado, dijo a El Observador que a su entender el caso de este examen es anecdótico y que el problema está en que "en los hechos la válvula de escape" entre las exigencias de la universidad y la falta de conocimientos básicos de los estudiantes termina siendo la repetición.

La facultad trabaja para reformular los tres cursos actuales de Cálculo y dividir mejor los contenidos de las materias para poder atender en especial a los estudiantes de Secundaria "que llegan con deficiencias", explicó el representante de los estudiantes. Lo que se busca, explicó el profesor, es posponer el abordaje de algunos temas para generar un escalón menor entre secundaria y la universidad.

Los estudiantes llegan a primer año sin conocer el lenguaje básico matemático: "Tienen dificultades serias, que son culturales y hablan de que no han tenido ningún curso de matemática digno de ese nombre", criticó el docente.

"El punto de partida histórico de los cursos, afirmó, eran las integrales, y los estudiantes conocían previamente la diferencia entre números naturales y reales, sabían qué era una derivada y cómo utilizarla. Sin embargo, los alumnos que entran actualmente a primero de Ingeniería, desconocen ese idioma y cómo escribir frases con sentido", dijo.

Para remediar esa situación, la facultad ya ofrece por ejemplo cursos anuales de Cálculo para los estudiantes que tienen más dificultades, y se dictan charlas sobre técnicas de estudio y cómo abordar los primeros pasos en facultad, aseguró.


Populares de la sección