Interés por deuda uruguaya se mantiene

El Ministerio de Economía realizó el miércoles una operación de swap de monedas y tasas.
Luego que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) realizara el martes una operación de swap para modificar las condiciones de tasas y monedas de dos préstamos ya concedidos por el Banco Mundial por US$ 500 millones, los privados consideran que hay una ventana para realizar otras emisiones. La operación anunciada el martes permitió al gobierno cambiar el equivalente de esos préstamos de dólares a yenes, y con una tasa de interés fija negativa en la divisa japonesa de 0,4% a 15 años. Según informó El País, esa operación le permitirá un "ahorro financiero" al país porque se dejarán de pagar intereses en dólares y se recibirán entre US$ 7 millones y US$ 7,5 millones por los intereses en yenes.

El MEF mantiene la puerta abierta y no descarta operaciones en otras monedas, como el euro. Precisamente, un ejecutivo de un banco privado –que ha operado como estructurador de emisiones del gobierno uruguayo– comentó ayer a El Observador que pese al "ruido" que genera en el mercado las noticias sobre la preocupación del gobierno por controlar el déficit fiscal y reducir la inflación ante el riesgo de una eventual pérdida del grado inversor, la reputación de la deuda uruguaya "no ha sufrido grandes cambios".

El informante indicó que "en el corto plazo" no se visualiza que el gobierno pueda sufrir un revés por una rebaja en la calificación de su deuda soberana. Además, se valora como positivo que el gobierno no muestra una "inacción" para corregir sus desequilibrios, como el de las cuentas públicas. "Si el gobierno muestra interés, eso ya está transmitiendo algo", indicó. Si bien en los últimos días "hubo algunos movimientos" en los retornos de algunos papeles de la deuda uruguaya, no "es normal para el grado" de incertidumbre que gira sobre los mercados emergentes.

Por ejemplo la tasa del bono que vence en 10 años que estaba a 170 puntos básicos sobre la deuda de referencia de EEUU, ahora trepó a 185 puntos. "Los precios de la deuda tendrían que bajar, pero tampoco hay una gran presión vendedora. Tampoco es que se hacen operaciones a cualquier valor", indicó. La fuente indicó que seguramente se puede esperar de aquí en más un mantenimiento o leve repunte entre el spread de la deuda uruguaya en dólares y su referencia en bonos estadounidenses, pero "no una disparada".

Populares de la sección