Jueza justificó que hijos de Valeria Sosa quedaran "provisoriamente" con su familia paterna

"El juez no puede alterar la situación de vida de los niños", dijo la magistrada Alicia Vega

La decisión de la jueza del Juzgado de Familia Especializado de 8º Turno, Alicia Vega, de que los hijos de Valeria Sosa –la mujer asesinada por su expareja el domingo 30 de enero de madrugada- se quedaran provisoriamente con sus abuelos paternos tuvo como uno de los principales argumentos "no revictimizarlos", informó el Poder Judicial en su sitio web.

En diálogo con El Observador, la magistrada afirmó que los niños fueron consultados por la Policía y dijeron tener más vínculo con la familia de su padre, que fue procesado con prisión por el homicidio de Sosa. La jueza destacó que su definición es provisoria. "Estas sedes no emiten en materia de niñez resoluciones definitivas en ningún caso", recalcó Vega.

¿A qué se refiere con "no revictimizar" a los niños en el caso concreto de los hijos de Valeria Sosa?

En este caso no ameritaba la intervención ni la judicialización, es decir formar expediente, porque son víctimas secundarias de la lastimosa pérdida de la madre en circunstancias violentas. Lo que corresponde es resolver interinamente con quién quedan los niños. Ellos nunca estuvieron solos, nunca se quedaron en la calle.

Siempre estuvieron con su familia, que es con quien deben estar. Después se tiene que resolver de manera definitiva –o más definitiva- con quién quedan los niños. Eso no es competencia de esta sede.

La familia eso lo tiene que plantear y resolver en el juzgado de familia común. Los juzgados de familia especializados atienden dos aspectos. Por un lado, violencia doméstica, con un proceso que es principal, autónomo, distinto. Y por otro lado, atienden derechos vulnerados de la niñez y la adolescencia en urgencia. Eso es así porque lo dice el artículo 66 del Código de la Niñez.

Quiere decir que estas sedes de Familia Especializada vienen a ser la sede del sanatorio del hospital. Hay cosas que se plantean que no tienen la urgencia y se emite una determinada resolución, para que después eso lo vea el juez que corresponda.

Lea también: "No es prudente revictimizar a los niños"

Dentro de la situación crítica que se estaba viviendo, ¿usted consideró que lo mejor era que permanecieran de manera provisoria con la familia paterna porque ya estaban ahí?

El juez no puede, porque no lo aconsejan las normas nacionales ni internacionales, alterar la situación de vida de los niños. Momentáneamente están con los abuelos paternos y yo lo que dispuse fue que por medio de la Policía se investigara si había otros familiares con quienes los niños tuvieran más contacto.

La Policía me llama horas más tarde, en horas de la mañana, y me da cuenta de que habían hablado con otros familiares y que los niños tenían mayor contacto con los abuelos paternos. Había una abuela materna pero no era con quien tenían más contacto.

Incluso se me dijo que habían tenido ocasión de hablar algo con los niños –no indagarlos- y que les dijeron que estaban en mayor contacto con los abuelos paternos.

Es decir que ellos mismos manifestaron estar más con sus abuelos paternos

Claro. Para solucionar en la urgencia, en la emergencia. Estas sedes no emiten en materia de niñez, resoluciones definitivas en ningún caso. Cuando la abuela se presentó yo le dije que se mantenían con los abuelos paternos de forma provisoria, que ellos no podían impedir el contacto con otros familiares, porque siempre aparecen. Que ese contacto no se obstruyera. Y cualquier reclamo se tiene que plantear en el juzgado de Familia común. Estas son solo medidas de emergencia.

¿Los juzgados de familia especializados se ven desbordados?

Hay ocho en todo Montevideo. Nosotros trabajamos en un régimen de turno semanal, dos juzgados de turno simultáneamente para todo Montevideo, de lunes a lunes, 24 horas al día. Sin duda hay una cantidad de casos que supera la cantidad de respuestas que se pueden dar. Por eso es importante que quienes aprueban leyes y presupuesto tomen en cuenta los recursos que se necesitan para trabajar en esta sede. De todos modos, en este caso concreto a mí me llamaron en la madrugada, yo atendí y resolví.

¿Cuánto demoró en resolverlo?

Me llamaron en la madrugada y en el momento pedí las aclaraciones y resolví ahí, de manera inmediata. Me llaman, me plantean la situación, hice las consultas que creí necesarias y ahí ya tuve que resolver. No hay otra manera. Para eso se instala este sistema de atención telefónica, que no es que resolvemos los juicios por teléfono. Nosotros recibimos la noticia, generalmente de la seccional policial de forma telefónica y después, si el caso lo amerita se tramita proceso. En el caso de estos niños yo no tramité proceso porque no existían derechos vulnerados. Los niños fueron víctimas secundarios pero no hubo maltrato hacia ellos, no había una situación de abandono


Populares de la sección

Acerca del autor