La diabetes tipo 2 puede revertirse

Gracias a una dieta extrema, varios pacientes observaron que su enfermedad fue curada
La diabetes tipo 2 es una enfermedad que, al relacionarse con la obesidad, se ha transformado en un problema mundial. Según afirma la publicación Quartz, en los últimos 40 años la población que padece esta enfermedad se ha cuadriplicado y alcanza a 400 millones de personas en todo el mundo.

Esta enfermedad, caracterizada por niveles altos de azúcar en sangre y una baja producción de insulina, es crónica e incurable y se agrava con la edad. Por ende, la manera de evitarla es a través de la prevención. Sin embargo, un nuevo estudio afirma que personas diagnosticadas con diabetes, si realizan una dieta extrema, podrían revertir los efectos de la enfermedad.

La Universidad de Newcastle publicó los resultados de su investigación en la revista Diabetes Care. Allí los investigadores explicaron que desarrollaron esta dieta para 30 pacientes con diabetes tipo 2. Durante ocho semanas tomaron batidos tres veces por día, y comieron 200 gramos de vegetales sin almidón, con lo que sumaron unas 800 calorías por día.

Luego de terminar el período de prueba, los pacientes perdieron alrededor de 14 kilogramos y en muchos de ellos la enfermedad había desaparecido.

Y este resultado se mantuvo: casi la mitad de los pacientes (en general más sanos que el resto y que vivían con la enfermedad hace menos de cuatro años) no tuvieron síntomas de la enfermedad tras seis meses de haber vuelto a su dieta normal.

Una solución similar a la diabetes fue estudiada en pacientes de cirugías bariátricas (realizadas para disminuir el peso en personas obesas), donde la reducción del estómago conlleva una reducción de las porciones y por ende, pérdida de peso. Sin embargo, este estudio de la Universidad de Newcastle es el primero en demostrar que los pacientes consiguieron resultados duraderos.

La hipótesis que se hace tras estos resultados se basa en la pérdida de peso: la disminución del exceso de grasa que se observa en el hígado y páncreas podría reactivar la producción de insulina.

Esta investigación tiene que ser seguida por estudios más a largo plazo para evidenciar el efecto profundo de esta dieta.

Un caso de éxito

Uno de estos pacientes que vio su diabetes desaparecida se llama Richard Doughty. En una columna que escribió para el diario inglés The Guardian, explicó su experiencia durante la investigación y su posterior dieta.

Tras consumir solo 800 calorías durante el período de prueba, Doughty mantuvo una dieta variada pero sana, de 1.750 calorías diarias, acompañada de ejercicio.

"Esto me ha dejado mucho más sano, con una presión baja, menos dolores y problemas y una mente más activa y alerta", afirmó en su columna. Su ejercicio consiste en correr durante 30 minutos, pesas dos veces por semana e intervalos de 15 minutos de entrenamiento en bicicleta y gimnasia.

Parece difícil, pero Doughty logró que este régimen se transformara en parte fundamental de su vida. "Suena más difícil de lo que es", afirmó.