Lago del Parque Rodó: ¿hábitat propicio para que se reproduzca el Aedes aegypti?

Desde el MSP se observa como un "punto de riesgo", pero las autoridades de la IMM no lo advierten de la misma forma

Después de 18 años, la Intendencia Municipal de Montevideo comenzó en noviembre a vaciar el lago del Parque Rodó, para refaccionarlo y retirar la gran cantidad de basura que se acumuló en el fondo. Cubiertas de autos, botellas, recipientes de plástico, barquitos o pozos son algunos de los objetos presentes que podrían ser lugares donde el mosquito Aedes aegypti establezca sus criaderos.

Los trabajos en el lugar continuarán al menos hasta abril de 2017, por lo que El Observador consultó a la subdirectora general del Ministerio de Salud Pública y exdirectora de Epidemiología, Raquel Rosa, si este espacio público no es propicio para la instalación del mosquito.

"Todo lo que sea recipiente, que colecte agua limpia y que no se mueva, puede ser un posible criadero. El lago en general tiene peces o animales, pero ahora puede ser un riesgo por lo cual hay que hacer lo mismo que se hace en los puntos de riesgo", dijo. La jerarca indicó que en ese lugar pueden haber botellas, cubiertas u otros objetos que colecten agua, por lo que debe formar parte de los puntos estratégicos a ser vigilados para tratamiento. El trabajo consiste en que el departamento de Salud Ambiental del MSP concurre al lugar, realiza un informe y lo eleva a la IMM para que concurra a eliminar los recipientes y, si hay larvas, fumigar.

Sin embargo, a pesar de que la subdirectora del MSP reconoció que era un "punto de riesgo" que debe ser analizado, la encargada del departamento de Salud de la IMM, Analice Berón, consideró que el ambiente "no es ideal porque no es agua limpia y porque no tiene paredes rígidas, por lo tanto no hay riesgos. Es como si se dijera el agua de la playa o de los charcos en la calle", sostuvo a El Observador. "No tiene sentido (hacer algo en el lago) porque allí nunca va a haber larvas, no tiene paredes rígidas donde depositarse", agregó.

En tanto, Rosa indicó que este mosquito prefiere los ámbitos domiciliarios para reproducirse y que, en general, cuando hay basura y agua contaminada cerca no crecen, sobre todo si tampoco hay sangre humana en los alrededores.

"Ahí -en el lago del Parque Rodó- seguramente va a crecer el mosquito Culex (el común) porque son zonas parquizadas. Este mosquito - el Aedes aegypti- es doméstico, busca estar alrededor de la gente en casas, no es tanto de parques. Sus preferencias son las viviendas", sostuvo Rosa.

Las intendencias de todos los departamentos se encargan, desde el año pasado, de limpiar periódicamente las fuentes "para que no haya agua estancada". Para ello se vacían las que no tienen agua corriente, explicó a El Observador la directora de salud de la IMM, Analice Berón.

En tanto, los principales puntos de riesgo, además de las fuentes, son las gomerías y los cementerios. Desde salubridad de la IMM concurren para eliminar los posibles criaderos y enfatizan en que no se dejen flores en agua, sino en arena húmeda.

Con el aumento de las temperaturas en el verano, se generan las condiciones propicias para que el mosquito Aedes aegypti -transmisor de dengue, zika y chikungunya- se reproduzca y tenga mayor presencia en el territorio. Esto incrementa las posibilidades de que si ingresa al país una persona infectada con alguna de estas tres enfermedades, se generen focos autóctonos, es decir de personas que se contagian en el interior del territorio nacional.

En febrero, Uruguay registró casos de dengue autóctono por primera vez en 100 años. Se produjeron tres focos en Pocitos y en el barrio Malvín donde se confirmaron 27 personas con esta enfermedad. Durante el 2016, el MSP contabilizó más de 40 casos importados, de personas que viajaron a países de América Latina o el Caribe.


Populares de la sección