Las lluvias permitieron a los productores retener ganado

El mercado del ganado gordo encontró un punto de equilibrio en los precios y eso permitió detener la caída; la industria muestra más interés por las vacas
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

El mercado de ganado gordo encontró un punto de equilibrio de los precios y dejó de bajar. Las lluvias recibidas influyeron en la pulseada permitiendo a los productores retener ganado.

La industria demuestra mayor interés por las vacas y aunque hay disparidad entre plantas se han acortado las entradas a una semana o 10 días. Las plantas que tienen convenios con productores y corrales propios están con entradas más largas.

El valor para los novillos está en US$ 2,90 por kilo carcasa con entradas entre una semana y 10 días. Se pueden lograr US$ 2,95 el kilo por los mejores lotes, pero con entradas más largas, de 15 días.
Para las vacas el mercado sigue estable desde hace cuatro a cinco semanas. El precio para las vacas es US$ 2,65 por kilo y, para los mejores lotes, US$ 2,70 por kilo.

Los números de la faena


La faena de vacunos alcanzó la última semana las 46.558 cabezas, es decir, 3,5% más que la semana anterior, y también supera a la misma semana de 2015 en 20%. Es la primera vez que el acumulado anual –1,775 millones de cabezas– supera en 0,24% la faena acumulada del año 2015.

Las vacas son 52,5% de la faena semanal, llegando a 24.302 cabezas. Un aumento de 2,9% desde la semana pasada y 30% más que igual semana de 2015. Es la quinta semana consecutiva que las vacas superan el 50% de la faena semanal, lo que no ocurría desde mayo pasado.

En ovinos la faena aumentó 21% entre semanas y fue 13% más que en la misma semana de 2015, alcanzando 31.056 cabezas.

La reposición firme


Siguen la firmeza y el interés por las categorías de reposición y luego de las lluvias se nota avidez por los ganados para invernada a campo, como vacas de invernada y novillos. La exportación en pie sigue comprando terneros enteros en el entorno de US$ 2,15 a US$ 2,20 por kilo. En cambio, cayó la demanda por terneras para exportación. Por ahora, es un negocio puntual, al que le falta tiempo para consolidarse como una corriente exportadora.

En el remate de Plazarural del martes pasado se colocó el 100% de la oferta de terneros livianos y quedaron lotes sin vender de terneros de más de 180 kilos. El precio promedio de los terneros de menos de 140 kilos fue US$ 2,12 por kilo, 6% menos que el remate anterior; entre 140 y 180 kilos, promedio US$ 2,14, bajó 1,8%. Los novillos de 1 a 2 años, US$ 1,75, menos 2,8%; novillos de 2 a 3 años, US$ 1.59, menos 4,12%; y las vacas de invernada US$ 1,18, 0,85% más que el remate anterior.


La exportación


El promedio del precio de exportación de carne vacuna, publicado por el Instituto Nacional de Carnes (INAC), alcanzó a US$ 3.351 la tonelada, 5% menos que la semana anterior y 16,6% menor a un año atrás. Está también 2% por debajo del acumulado anual que llega a US$ 3.418 la tonelada.

Para la carne ovina el precio de exportación bajó 22% desde la semana pasada y fue 6% menor a un año atrás, hasta US$ 3.806 la tonelada. También está 8% por debajo del acumulado anual, que llega a US$ 4.129 la tonelada.

Los precios del gordo encontraron piso la última semana y se mantienen estables. Aunque llegaron las lluvias, la primavera viene atrasada. Es probable que el aumento de la oferta de ganado de campo coincida con la llegada de las cuadrillas kosher a mitad de noviembre, lo que le daría estabilidad al mercado.

Populares de la sección