Los fondos miran a los videojuegos

Historieta y narrativa ilustrada, actividades literarias y publicaciones culturales quedan sin categoría propia
Las nuevas bases de los Fondos Concursables, entregados anualmente por la Dirección Nacional de Cultura desde hace una década, traen varios cambios. Si bien se mantienen los $ 18 millones totales para premios, algunas categorías desaparecen, o más bien se sintetizan en una nueva, mientras que los videojuegos serán premiados desde ahí por primera vez.

Se eliminaron las categorías de Publicaciones especializadas en Cultura, Actividades literarias y Relato gráfico (historieta y narrativa ilustrada) y en lugar de ellas aparece el rubro de Propuestas Editoriales, que puede abarcar desde las mencionadas hasta libros de fotografía o colecciones de publicaciones. A este rubro se le destinará $ 1.5 millones de pesos en total, cifra menor o igual a lo que cualquiera de las tres categorías tenía por separado hasta el año pasado. En el universo de las historietas nacionales esto podría tener un impacto visible si se tiene en cuenta que gran parte de la producción editorial reciente nació y creció con estos Fondos. En cuanto a las publicaciones culturales y las actividades literarias (giras de lectura y talleres), se trata de rubros cuyos premios han tenido un impacto menor y desparejo, con algunas excepciones de revistas o actividades que lograron perdurar y hacerse públicamente visibles.

El otro cambio notorio en las nuevas bases de los Fondos es la incorporación de los videojuegos, que junto a la animación tienen ahora una categoría aparte. Esta novedad, de acuerdo a Alicia Deanessi, directora de los Fondos, apunta a distinguir a los videojuegos como parte de la producción cultural nacional y en especial a reforzar el trabajo de creadores jóvenes que todavía no se han insertado en el mercado internacional. Cada premio para videojuegos y animación será de 300 mil pesos como máximo.

En estos diez años de funcionamento, los Fondos han respaldado el trabajo de unos 4.500 artistas y 933 proyectos según cifras oficiales, experimentan varios cambios. Si bien el total de dinero destinado a premios sigue siendo de 18 millones de pesos, la distribución se altera en algunos casos, con otros objetivos, según se premie proyectos de alcance nacional o regional.

Con el ojo en el interior
La idea detrás de todo responde a uno de los grandes objetivos de Sergio Mautone, director de la DNC, de trabajar más activamente en actividades culturales y el intercambio en el Interior. A partir de abril se pondrá en marcha el proyecto piloto de lo que se denomina Sistema de Circulación Cultural, en los departamentos de Cerro Largo y Treinta y Tres, a cargo de la Dirección Nacional de Cultura (DNC). Este programa afectaría a algunos de los fondos y programas estatales, y en primer lugar en los Fondos Concursables.

Su objetivo es fomentar la "interacción entre artistas de los diferentes departamentos" y a la capacitación. Este programa, que según fuentes de la Dirección se ampliaría al resto del país en los próximos dos años, busca apuntalar la creación a través de fondos, premios y becas ya existentes.

La DNC absorbería entonces un trabajo que hasta ahora ha estado en manos de gestores y artistas, quienes a la hora de presentarse en premios y fondos debían solicitar presupuestos para asegurar la circulación de sus obras.

Una de las formas en las que este Sistema de Circulación Cultural afectará a los Fondos es que los postulantes podrán dedicar más recursos al trabajo de creación y producción y menos a la circulación por el país. Hasta el año pasado, cada premio entregado incluía rubros para presentaciones y actividades en el Interior, cuya gestión quedaba en manos de los creadores. Ahora ese trabajo, de acuerdo a una fuente consultada, surgiría de un eventual acuerdo entre el creador o gestor y la Dirección Nacional de Cultura, quien se encargaría de hacer circular la obra premiada.


Evaluación y monitoreo próximos

Se anunció el llamado "Sistema de Información Cultural" que evaluará, monitoreará y difundirá estudios culturales y políticas de la DNC. También se evaluó el respaldo a la presencia uruguaya en festivales como la Feria del Libro de La Habana, el festival de cine y música SXSW en EE.UU., las ferias del Libro de Bolonia, Buenos Aires, Guadalajara y Frankfurt y la World Music Expo de España. El MNAV tendrá una Bienal de Tipografía Latinoamericana.

Populares de la sección