Los mejores novillos están recuperando los US$ 3 por kilo

Las vacas continúan siendo las principales rotagonistas en la faena
Por Blasina y Asociados, especial para El Observador

Las lluvias registradas y la actividad de las cuadrillas kosher –que estarán trabajando hasta la última semana de marzo– permitieron un quiebre de tendencia en los valores del ganado gordo. La semana comenzó con una suba en la planilla de valores de consignatarios y volvieron los US$ 3 por kilo a la carne para los novillos pesados y especiales. Hay disparidad en precios y entradas entre las plantas.

Operadores consultados manifestaron que se aprecia un poco más de conformidad desde el lado de la oferta con los valores de punta, pero los animales pesados no aparecen fácilmente en el mercado, son los que más se retienen.

Por vacas buenas se pasan precios en el eje de US$ 2,65. Incluso en casos puntuales de volumen y animales pesados se pueden conseguir US$ 2,70. Estas últimas promedian una semana, pero algunas plantas están más cortas, lo que da un tono más "alegre" al vacuno comparado al ovino. Otras alargan un poco previendo bajar un poco la faena.

La Asociación de Consignatarios de Ganado (ACG) aumentó la referencia del novillo y de la vaquillona un centavo hasta US$ 2,92 y US$ 2,73 respectivamente. La vaca lo hizo en dos centavos hasta US$ 2,60. Se interrumpió así una racha bajista de cinco semanas seguidas.

En ovinos la oferta es reducida y la demanda no presiona mucho, por lo que se concretan pocos negocios. Se manejan precios de US$ 3,20 por corderos. Los promedios ACG cayeron en todas las categorías. El cordero y al oveja bajaron tres centavos hasta US$ 3,23 y US$ 2,64. En el cordero pesado bajó cuatro hasta US$ 3,23 y el borrego y el capón dos hasta US$ 3,21 y US$ 2,98.

Respecto a la faena, el volumen de vacunos de la semana pasada fue 45.537, o sea 1.286 más que en la anterior y 1.286 más comparado a la semana equivalente de 2015. El número de vacas siguió superando al de novillos. La faena total se compuso en un 52% por hembras.

Estas últimas totalizaron 23.636 cabezas y llegaron a un máximo desde la semana cerrada el 12 de diciembre del 2015. Superaron en 1.838 a la de la semana anterior y en 1.237 en comparación al año pasado.

Contrariamente, la cifra de novillos tuvo un retroceso semanal de 454 hasta 21.013, aunque se mantuvo 471 arriba respecto al año pasado.

En ovinos la faena también subió. Aumentó 4.220 animales y llegó a 15.289, lo que la acercó bastante a la de un año atrás. Se ubicó solo 1.147 por debajo. El incremento semanal lo determinó principalmente la faena de ovejas, que creció en 1.890 en la semana y llegó a 5.351 animales. De todas formas 1.692 menor respecto a la de 2015. El capón fue la única categoría que vio una faena superior en términos interanuales. Su faena aumentó en 2.531 cabezas hasta las 3.666.

Nuevamente la carne vacuna exportada cotizó por debajo de los US$ 3.500/ton. Por ello, el ingreso medio de las últimas cuatro semanas se ubicó en US$ 3.528/ton, 11% abajo en la comparación interanual. La ovina generó un ingreso de US$ 4.308/ton la semana pasada y el promedio subió a US$ 4.423, lo mismo que un año atrás.