Los perros, asunto de familia

César Millán, el "encantador de perros", estrena nuevo programa
El negocio familiar de los Millán son los animales. César Millán, que se ha hecho célebre por su trabajo con perros en televisión, heredó la pasión y la habilidad de sus abuelos y sus padres, y ahora pasa el testigo a su hijo mayor, Andre, de 22 años, quien comparte protagonismo con él en su nuevo proyecto televisivo, Día de perros, que mañana se estrena en el canal Nat Geo Wild.

"Mis hijos siempre trabajaron conmigo", puntualizó Millán, en una conferencia telefónica de la que participó El Observador. "Es esa tradición latina de que los hijos muchas veces siguen lo que hacen sus padres, y trabajamos con admiración y amor mutuo", explicó el mexicano radicado en Estados Unidos desde su juventud.

En este nuevo programa, los dos Millán recorren diferentes ciudades estadounidenses, no solo realizando los clásicos trabajos con perros, sino también presentando y destacando la labor de ONG que utilizan animales para ayudar en recuperación de enfermedades o auxilio de discapacitados, así como grupos encargados del rescate de animales, por ejemplo en China, donde los salvan de ser comidos.

Millán dijo que "la gente se enoja con ese tipo de tratamientos pero no educa, y eso es importante". "No solo hay que acusar, sino entender que hay lugares donde no hay educación y empatía con los animales". De todos modos, reconoce que cada cultura es distinta, y la forma de tratarlos varía, aunque también es una señal de cómo el hombre trata a elementos más débiles de su entorno, incluidos los niños.

El viaje planteado en Día de perros le permitió hablar sobre temas que considera necesarios, como las dificultades que los exsoldados estadounidenses tienen para acceder a perros de ayuda. "Es facilísimo que reciban un arma, pero cuando son heridos nadie los ayuda a reconectar, no se les reconoce nada, y tienen muchísimos obstáculos para recibir un perro guía".

De todas las historias que se verán en los ocho episodios de Día de perros, Millán resalta que el caso más difícil que enfrentó junto a su hijo fue el de un chihuahua cuya ansiedad impedía a sus dueños viajar. El gran problema es que su dueña también era ansiosa, y como ella no se tranquilizaba, el can tampoco. "Hay gente que no te escucha aunque le hables de frente, y hace que sea muy difícil trabajar con ellas".

Para Millán, eso resalta el vínculo que existe entre las mascotas y sus dueños, y el hecho de que la agresividad o el mal comportamiento es producto de una falta de felicidad del perro. "No tenemos una vida simple y natural, que es lo que el animal necesita, les complicamos la existencia. El dinero, la casa y el doctorado a ellos no les aportan nada, lo único que necesitan es amor", explicó, y reiteró su postulado de que no existen "razas agresivas", sino que dependen de la crianza y del tratamiento que reciban, poniendo como ejemplo los animales de pelea con los que empezó trabajando.

Día de perros se estrena mañana a las 21 horas en el canal Nat Geo Wild, y también estará disponible on demand en Fox Play.

Acerca del autor